Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies y basado en la politica de cookies de Google Adsense. Puede leer a continuación el enlace
DEJE SUS OPINIONES AL FINAL DE CADA NOTICIA

LA NOTICIA DESTACADA

En Cuarentena, multitud recibe a radialista absuelto de acusación por abuso de menores

CONCEPCIÓN. Una multitud recibió esta noche en Concepción al comunicador radial Édgar Américo Chilavert Diana, quien fue absuelto por la jus...

22 jun. 2019

El duro trabajo de la chacra

ARROYITO, departamento de Concepción. Con el trabajo en la chacra, Apolonio Morínigo, de 59 años, pudo criar a 12 hijos, uno de ellos es Edelio Morínigo Florenciano, considerado como “prisionero de guerra” por el grupo criminal autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) y de quien nada se sabe desde hace casi cinco años.


 Hoy es el quinto año que no puede celebrar el Día del Padre rodeado de todos sus hijos. Clama por una información sobre el paradero de su hijo.

Oriundo de la pequeña colonia Salinas Cue, distrito de Horqueta, Apolonio Morínigo desde pequeño se dedicó a trabajar en la chacra. A los 16 años se mudó a la zona conocida como Lucero Cue, de la entonces colonia Arroyito, que hace pocos años se convirtió en un distrito.

El 15 de noviembre de 1980 se casó con Obdulia, con quien tuvo 12 hijos (8 varones y 4 mujeres) y son, por orden de nacimiento: Darío Aníbal, Milciades, Adalberto, Ricardo, Blanca Mónica, Edelio, Prisciliano, Del Rosaria, Antonio, María Estefana, Jacinto y Lorena Elizabeth.

Recuerda el agricultor que nunca tuvieron grandes necesidades, a pesar de haber vivido siempre en una comunidad campesina en donde la presencia del Estado en cuanto a salud y obras viales ha sido escasa. La falta de vehículo hizo que en varias ocasiones tuviera que cargar a uno de sus hijos para llevar a un puesto de salud. El duro trabajo en la chacra ha permitido a Apolonio Morínigo brindar techo, comida y educación a sus 12 hijos. “Mis hijos se criaron con el trabajo en la chacra”, sostuvo. Si bien este trabajo no siempre dejaba ganancias, veía la manera de generar para el sustento diario, con ayuda de sus hijos.

No hay comentarios: