Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies y basado en la politica de cookies de Google Adsense. Puede leer a continuación el enlace
DEJE SUS OPINIONES AL FINAL DE CADA NOTICIA

LA NOTICIA DESTACADA

Concepcioneros rechazan a visitantes: "Somos sanos y no queremos morir"

Autoridades locales y ciudadanos se organizaron para cerrar los accesos a la ciudad de Concepción. El objetivo es que no ingresen personas d...

16 nov. 2018

Siguen los escraches

Otra jornada de movilizaciones se cumplió en la noche de este jueves en la ciudad de Concepción, los indignados piden la renuncia del intendente Alejandro Urbieta Cáceres (PLRA).


Se registraron incidentes entre los manifestantes y vecinos de la presidenta de la junta municipal Sisinia Silva (PLRA), la policía actuó rápido y evitó que pase a mayores.

La recorrida de los ciudadanos incluyó la pasada frente a la casa de los concejales Blás Enrique Paniagua (ANR) y Gustavo Bonzi (PLRA). Asimismo los manifestantes caminaron frente a una farmacia, propiedad de los padres del jefe comunal, luego pasaron por la vivienda de los ediles liberales Asunción Carballo y Estrella Quevedo.


El mayor tiempo de escrache realizaron frente a la casa de la presidenta de la junta municipal Sisinia Silva (PLRA). Allí lanzaron huevos, tomates, papel higiénico y pinturas. En un momento dado se produjo incidentes entre loa manifestantes y vecinos de la edil, la policía tuvo que intervenir para que no se registren violencia.

Después se calmaron los ánimos y los manifestantes caminaron por la avenida Boquerón hasta llegar a la avenida Agustín Fernando De Pinedo y Presidente Franco. Posteriormente tomaron esa arteria hasta Yegros donde está ubicada la farmacia que pertenece a la familia Urbieta Cáceres. En ese sitio los indignados explotaron bombas de estruendo, luego volvieron a la plaza Agustín Fernando De Pinedo de donde habían salido para los escraches.

Se completaron 32 días de manifestaciones.

No hay comentarios: