LA NOTICIA DESTACADA

SENAVITAT entregó viviendas y subsidios en Concepción

Una extensa jornada de trabajo desarrolló la ministra de la Secretaría Nacional de la Vivienda y el Hábitat (SENAVITAT), Ing. Soledad Núñez,...

14 oct. 2016

Trotará desde Concepción hasta Caacupé!

Con 29 años, Diego Armando Villalba Parra se prepara para el gran desafío de su vida. ¿Que le pedirá a la virgencita? Salud para su familia y paz para el norte. Conocé su historia.

Trotará desde Concepción ¡hasta la Virgen de Caacupé!

“Mi peregrinaje es más trote, exclusivo trote no más” dice Diego, el joven que promete recorrer los 472 kilómetros que separan la ciudad donde vive de la Capital de la Fe paraguaya para pedir por su salud y la paz en el norte.

“Espero llegar hasta ella, agradecerle por los favores recibidos y pedirle por la salud y el pan de cada día. Especialmente por mi hija Lucía Jazmín, para que siga creciendo sana asi como por la paz y tranquilidad que tanto ansiamos en la zona norte”.

“Nunca perdí la esperanza”

Diego es oriundo de Fuerte Olimpo (Chaco paraguayo). Desde hace seis años vive en Concepción junto a su familia. Antes estuvo en Asunción donde practicó fútbol durante cuatro años. “En Libertad estaba. Desde los 18 hasta los 22 años. Lo dejé por una lesión cuando estaba a punto de ir a Chile. Pero por algo paso, por eso me preparo ahora. Nunca perdí las esperanzas en nada. Me mantengo con entrenamientos, por eso decidí hacer la peregrinación trotando”.

Con respecto a la promesa, se plantea llegar en cinco días, saliendo el 2 de diciembre desde su hogar con el objetivo de llegar el día de la serenata de la Virgen de los Milagros de Caacupé.

Prueba final

Este miércoles 12 de octubre, Diego realizará una prueba hasta la ciudad Pozo Colorado “para ver si llega en tiempo y forma” a pesar de que lleva meses de preparación.

Finalmente, agradeció a su comunidad por apoyar este desafío y al licenciado Pablo Fernández, Rodney Barúa y Celso Benítez quienes se comprometieron a acompañarlo en el trayecto llevándole comida y agua.

Fuente: Ñanduti

No hay comentarios: