LA NOTICIA DESTACADA

SENAVITAT entregó viviendas y subsidios en Concepción

Una extensa jornada de trabajo desarrolló la ministra de la Secretaría Nacional de la Vivienda y el Hábitat (SENAVITAT), Ing. Soledad Núñez,...

3 oct. 2016

EPP opera en 20 km a la redonda y FTC no le ve

Con los dos últimos golpes consecutivos en las estancias “San Antonio” de Yby Yaú y “Clara Victoria” de Azote’y, el grupo criminal Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) completó 57 apariciones en 34 establecimientos, entre Concepción y San Pedro. Pese a que los delincuentes se mueven en un radio de solo 20 kilómetros, la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) no los ubica.



No conformes con mantener a tres secuestrados a la vez, el policía Edelio Morínigo y los menonitas Abrahán Fehr y Franz Wiebe, los miembros del EPP se burlaron una vez más de la FTC al aparecer en las narices de los uniformados con dos nuevos golpes.

Esta vez fueron el incendio de dos máquinas agrícolas, el miércoles de tarde en la estancia “San Antonio” del distrito de Yby Yaú, y dos días después la captura y posterior liberación de cuatro peones de la estancia “Rancho Clara Victoria” del municipio de Azote’y, ambas fincas situadas en el departamento de Concepción.

Presuntamente, la misma célula del EPP materializó ambos golpes, ya que ocurrieron a solo 7.000 metros de distancia uno del otro y con 48 horas de diferencia.

Incluso, las dos últimas apariciones se reportaron a menos de 20 kilómetros del punto en el asentamiento Arroyito donde hace un mes fueron emboscados y masacrados ocho militares, cuyas armas fueron exhibidas por los narcoterroristas en un video recientemente divulgado.

Sin embargo, pese a que es evidente que el EPP se mueve en un radio de solo 20 kilómetros, la FTC hasta ahora no ubica a los criminales.

Después del asesinato de los ocho militares, supuestamente ninguna patrulla se animó a entrar al monte.

Y ahora, después de los dos recientes ataques, tampoco nadie incursionó detrás de los criminales.

Desde su primera aparición en una estancia, en el año 2008, el EPP ya atacó casi todos los otros establecimientos que funcionan dentro del triángulo formado entre los distritos de Yby Yaú, Horqueta, Azote’y y Tacuatí.

Pero al analizar las coordenadas de los puntos donde aparecieron últimamente los delincuentes, en un área de solo 20 kilómetros a la redonda, resulta notorio que estos permanecen siempre en la misma zona sin ser siquiera molestados.

Supuestamente, hay una orden en la FTC que establece que ya no se podrán hacer incursiones sin informes precisos que denoten la posición de los narcoterroristas. Pero como el servicio de inteligencia militar y policial evidentemente tiene fallas, el EPP seguirá camuflado en el monte.

No hay comentarios: