Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies y basado en la politica de cookies de Google Adsense. Puede leer a continuación el enlace
DEJE SUS OPINIONES AL FINAL DE CADA NOTICIA

LA NOTICIA DESTACADA

Robert Rojas, el defensor del pueblo

El paraguayo fue elegido por cuarto partido consecutivo como la figura de River en la web oficial del club. Sí, de a poco se va ganando un l...

25 jul. 2016

Apuntan a abigeos como autores del fallido plagio

Una banda conformada por lo menos por cinco abigeos sería la responsable del fallido secuestro del ganadero José Rómulo Rojas Ledezma (47) y su capataz Modesto Antonio Alfonso (48), registrado el miércoles último en Hugua Ñandu, distrito de Paso Barreto, Concepción.

Foto: ABC Color
Todas las investigaciones efectuadas en torno al fallido plagio del ganadero concepcionero apuntan a que los responsables serían miembros de una banda recientemente conformada por conocidos abigeos que operan en la zona de Paso Barreto.

Sin embargo, el hecho de que tres de los maleantes hayan estado vestidos con uniforme camuflado de uso militar, dotados con portanombres y hasta códigos de barra, comercializados exclusivamente a los miembros de unidades castrenses, llama poderosamente la atención de los investigadores.

Tampoco existen denuncias de robos de uniformes militares realizadas recientemente en las comisarías instaladas en el primer departamento, según confirmaron. “Entre los captores había uno que manejaba el tema de las comunicaciones, siempre usaron el celular de la víctima para las negociaciones y cuando escaparon lo dejaron en uno de los bolsillos del ganadero, porque a través del aparato podrían ser rastreados”, explicaron los agentes.

Algunos de los sospechosos ya habrían sido identificados y podrían ser capturados en las próximas horas, según explicaron.

Según la denuncia, cuatro criminales, tres de ellos con uniforme camuflado, ingresaron a la estancia “Santa Catalina” la noche del martes y tomaron de rehenes a dos empleados menores de edad. Esa noche faenaron una oveja y al día siguiente llamaron al propietario, a quien pidieron que fuera a su establecimiento, supuestamente porque había problemas con el ganado.

Cuando el ganadero y su capataz llegaron al sitio fueron tomados de rehenes y luego exigieron G. 700.000.000 a los familiares para liberarlos. Se cree que, debido al asedio de los organismos de seguridad, los maleantes abandonaron a las víctimas y estas escaparon.

No hay comentarios: