LA NOTICIA DESTACADA

SENAVITAT entregó viviendas y subsidios en Concepción

Una extensa jornada de trabajo desarrolló la ministra de la Secretaría Nacional de la Vivienda y el Hábitat (SENAVITAT), Ing. Soledad Núñez,...

4 jun. 2016

Alumnos de la Interrregional denuncian engaño

Alumnos del Instituto Superior Interregional, sede Concepción, realizan una sentata frente a su casa de estudios. Denuncian que directivos los engañaron, vendiéndoles carreras de nivel universitario que, según descubrieron después, no estaban reconocidas.



Tras años de estudiar, y cuando por fin estaban cerca de recibir el ansiado título, alumnos de las carreras de Fisioterapia, Radiología y otras especialidades, descubrieron que las mismas no se encontraban habilitadas por la Cones, por lo que, cuando terminaron de estudiar la malla curricular, y recibieron sus títulos, estos terminaron no sirviéndoles pues el MEC no los reconocía como profesionales, argumentando que la carrera no está reconocida.

Es más, cuando ingresaron, el nombre de la institución era Facultad Interregional de Ciencias de la Salud, y les aseguraron que tendrían un "nivel universitario". Sin embargo, carreras como enfermería, obstetricia, radiología y otras, son técnicas, y no universitarias, por lo que los estudiantes aseguran haber sido engañados.

El inconveniente, según explicaron los directivos a los alumnos, es que habían “trámites” que aún no se realizaron. Este detalle que faltaba era nada menos que el reconocimiento de parte de Consejo Nacional de Educación Superior (Cones).

La medida de fuerza, que consiste en sentarse y ocupar la vereda de la institución, inició hace tres días. Además, cierran la calle Brasil, donde se encuentra la sede de la institución, por periodos intercalados de tiempo, pues tampoco pueden interrumpir el tránsito.

Dijeron que no optaron por tomar la facultad, pues hay otras carreras que no son del área de salud, que sí están habilitadas y dando clases, por lo que no quisieron interrumpir la educación de sus demás compañeros.
ASÍ LO DESCUBRIERON

Los estudiantes descubrieron lo que estaba pasando tras una serie de rumores que comenzaron a oír de alumnos de otras sedes, que revelaron estar teniendo problemas con la habilitación. Así, comenzaron a investigar, hasta que descubrieron que en la planilla de la Cones no figuraban sus carreras.

Inmediatamente, dirigieron sus reclamos hacia el dueño de la universidad, Emilio Guevara, quien les respondió que esto “no era su culpa”, porque él no estaba al tanto del hecho, ya que recién compró la institución hace cuestión de un año.

“Se pasan la pelota entre la universidad, el Cones, y la Aneaes, pero esta última no tiene nada que ver, porque solamente acredita”, declaró Eduardo Mazzo, asesor jurídico de los estudiantes.

Alumnos manifiestan que lo único que quieren en estos momentos es una respuesta de la institución, porque muchos estudiantes ya perdieron entre cuatro y cinco años sin poder graduarse.
DINERO Y TIEMPO INVERTIDOS

Edilse Báez nos cuenta que, según le dijeron, cuando se inscribió a la Universidad Interregional Tres Fronteras, en teoría es estudiante de Licenciatura en Fisioterapia. Pero ya después, cuando estaba por graduarse, se enteró de que su carrera no estaba habilitada.

Los directivos les dijeron que necesitaban realizar un par de trámites más para obtener el reconocimiento.

Pagaron más de G. 3 millones, en concepto de certificados de estudios y título, sin embargo. Fue entonces cuando, cansada de tantas promesas una de las estudiantes vino hasta la capital, hizo las averiguaciones correspondientes en el MEC, y le manifestaron que esa carrera no estaba habilitada.
“NOS VENDIERON UNA CARRERA QUE NO EXISTÍA”

“A nosotros nos vendieron la idea de que era una licenciatura, y ya después nos dijeron que Fisioterapia no tiene licenciatura. Nos vendieron una carrera que no existía”, dice Edilse.

La compañera pidió la documentación correspondiente, en la que descubrieron que solo dos carreras estaban habilitadas para la facultad: enfermería y obstetricia.

Cuando pidieron a la directora, Idilia Gómez, una explicación, quien reconoció que efectivamente no están habilitados, pero que “se están movilizando” para conseguir la tramitación.

La estudiante entrevistada nos contó que la directora de la sede “ya no sabe qué hacer”, pues el propietario de la universidad, Emilio Guevara, no le da una respuesta ni siquiera a ella. “Por eso decidió suspender las clases en nuestras carreras, hasta que el dueño se presente y nos dé una respuesta”, relató Edilse Báez.

Lo que más impotencia causa tanto a Edilse como a sus demás compañeros, es la pérdida de tiempo y dinero que han invertido para encontrarse finalmente con la posibilidad de que sus estudios no les hayan servido.

Son muchos los jóvenes que se están retirando, pero los que ya estaban a punto de defender su tesina se encuentran sumamente indignados.
“JUGARON CON SUS SUEÑOS”

El abogado Gustavo Gonzi, que está llevando el caso de los estudiantes, nos contó que funcionarios de la Cones y el Viceministerio de Educación Superior intervinieron y determinaron que la Interregional no está habilitada para las carreras de Radiología, Farmacología y Fisioterapia.

El defensor manifestó que los estudiantes “se sienten estafados, pues jugaron con sus sueños”, dijo.

El jurista reveló que el director de la universidad argumenta que la Cones “está en su contra”.

“Eso no funciona así. Para que ellos ofrezcan una carrera primero tienen que habilitarla, y a partir de ahí comenzar su publicidad, cobrar matrículas etcétera”, criticó.

Para el abogado es evidente que la facultad no se encuentra habilitada y está en un marco irregular. Por eso, recurrió a un juez y solicitó informes a la Cones, la Aneaes y el Viceministerio de Educación Superior. Una vez que le lleguen todos los documentos, realizará una demanda ante el Ministerio Público.

Hasta el momento, ya le hicieron llegar informes de parte de la Aneaes, en el que le expresan que no existen esas carreras. El informe pendiente es el del Cones, que diga oficialmente que la universidad no está habilitada.
DUEÑO NO RESPONDIÓ LLAMADOS

Intentamos contactar con el dueño de la universidad, Emilio Guevara, a su número cuya finalización es 061, quien no atendió a nuestras llamadas, pese a que, tras mucha insistencia, en un mensaje nos manifestó que sí contestaría.

Sí logramos acceder a la directora de la sede Concepción, quien primeramente se excusó diciendo que había asumido hace muy poco.

Se le insistió recordándole que como directiva debe manejar esa información, a lo que respondió de forma imprecisa que se tienen los documentos de proyectos para que sean reconocidas las carreras.

Cuando le requerimos mayores detalles, manifestó que hablemos con el dueño de la Universidad. Luego, dijo que ya no podía oírnos, porque la comunicación repentinamente “salía entrecortada”.

No hay comentarios: