DEJE SUS OPINIONES AL FINAL DE CADA NOTICIA

LA NOTICIA DESTACADA

Colocan Carteles y pasacalles contra EPP

La Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) relanzó ayer la campaña de colocación de gigantografías con las fotos de los miembros del grupo terrorista...

12 mar. 2016

Denuncian a la FTC por supuesta tortura y robo de dinero en Kurusu de Hierro

Una pobladora de Kurusu de Hierro, departamento de Concepción, denunció ayer a la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) porque supuestamente torturó a su marido, sus hijos y un nieto menor de edad. 

Fue cuando se allanó su vivienda el pasado 3 de marzo, con el argumento de que buscaban a miembros de la Agrupación Campesina Armada (ACA), pero se llevaron dinero en efectivo y la cédula de su esposo.

Rosa Emigdia Aquino explicó a ABC que a las 02:30 de ese día, efectivos de la FTC llegaron a su vivienda del barrio Nueva Fortuna de Kurusu de Hierro y forzaron las puertas hasta que lograron entrar. Luego, sacaron arrastrado a su marido, Alfonzo Dávalos, mientras le apuntaban con dos armas. Agregó que a su esposo lo golpearon varias veces, mientras que una de sus hijas también fue maltratada.

“A mí me apuntaron en el pecho con un arma y me pusieron contra la pared. Hace dos meses que me operaron y tengo reposo por seis meses, hasta ahora siento dolores en la espada. Mis hijos se asustaron y no podían abrir la puerta, los de la FTC patearon la puerta y a la fuerza le quitaron a mi hija de la pieza, ella también está con dolores en el cuerpo”, sostuvo Aquino. Según el relato, en todo momento preguntaban por las “visitas” que tuvieron, en referencia a miembros de la ACA.

“Nos preguntaron por una tal Lili que es una mujer rubia, según los de la Fuerza de Tarea Conjunta, pero nosotros no sabemos nada de esa mujer le dijimos”, refirió. También denunció que tras culminar el cateo, los miembros de la FTC se llevaron la cédula de su esposo y G. 200.000 en efectivo. Negó tortura

El vocero de la FTC, Tte. Cnel. Raúl Pereira, explicó que no hubo tortura, pero sí se registraron daños en la pared que bordea el marco de una puerta metálica.

“Hay situaciones en que no se puede evitar proceder así porque es una zona roja donde puede producirse algún tipo de hecho. Lamentablemente, para las fuerzas de seguridad no se encontró nada, la orden de allanamiento era de 1.000 metros y su casa estaba dentro de ese perímetro”, dijo Pereira.

No hay comentarios: