Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies y basado en la politica de cookies de Google Adsense. Puede leer a continuación el enlace
DEJE SUS OPINIONES AL FINAL DE CADA NOTICIA

LA NOTICIA DESTACADA

Con la fe puesta en Dios, vecinos realizan cadena de oración ante pandemia

Familias religiosas acuden al auxilio espiritual como una manera de combate al coronavirus. Es así todas las noches hay rezos en algunos bar...

22 ene. 2016

Concepción: Concejala dona parte de su salario a un humilde comedor de niños

CONCEPCIÓN.- Un humilde comedor de niños del barrio San Francisco de la ciudad de Concepción recibió aportes y asistencia médica de parte de una concejala municipal que había prometido donar parte de sus salarios.
El comedor Casa de pan, del barrio San Francisco, que sirve a diario a unos 60 niños del asentamiento del barrio, además de Fátima y Santo Domingo, recibió varios kilos de víveres y enseres para cocina.

También los niños recibieron asistencia médica, oftalmológica y odontológica con distribución de medicamentos.

Los aportes fueron concedidos por la Lic. Beatriz Denis de Hols, actual presidenta de la Junta Municipal, que había prometido en su campaña electoral donar sus viáticos y gastos de representación a entidades de beneficencia y comités de productores.

Denis señaló que es la primera asistencia que realiza en forma particular, ya que es parte de su campaña. “Mensualmente iremos entregando aportes a diferentes entidades, hoy comenzamos con este comedor”, explicó.

Señaló que todos sus viáticos y gastos de representación pertenecen a grupos organizados con deseo de superación. “Quizás no sea gran cosa, pero vamos a estimular a gente que se agrupa y trabaja en comunidad por el bien de este distrito”, señaló.

Cristina Farías Maciel, dueña del comedor que funciona en su casa, apuntó que hace 3 años inició el trabajo con apoyo de algunos comerciantes de Concepción. Destacó que el problema es la falta de infraestructura, ya que su casa tiene poco techo y se siente mucho el calor, entonces los niños retiran su comida, dijo. El marido está ciego, pero aún así permanece su voluntad de ayudar a los niños.

UH

No hay comentarios: