Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies y basado en la politica de cookies de Google Adsense. Puede leer a continuación el enlace
DEJE SUS OPINIONES AL FINAL DE CADA NOTICIA

LA NOTICIA DESTACADA

Se inició juicio contra comunicador por supuesto abuso sexual

El juicio contra el comunicador Édgar Américo Chilavert, denunciado por abuso sexual de un adolescente en Concepción, se inició este martes ...

15 nov. 2014

Sin pistas de asesinos del comisario

CONCEPCIÓN.- La Policía Nacional de Concepción aún no tiene pistas seguras respecto al móvil del crimen del ex jefe de Policía de Concepción, comisario retirado Lidio Ramón Torales.
Según explicó el comisario Toribio Silva, jefe de Policía, se están realizando los trabajos de investigación, pero hasta el momento los familiares aún no colaboraron con información. “Creemos que después del entierro vamos a contar con la colaboración de los familiares para saber si hubo algún tipo de amenaza antes del hecho”, comentó Silva.

Señaló que en Concepción es muy difícil identificar las motocicletas, porque casi ninguna tiene chapa. “Suelo decir a mi personal que si encuentra una motocicleta con chapa que debe registrar el número para jugar quinielas”, refirió el jefe policial en son de broma a radio Regional, argumentando uno de los motivos por los cuales aún no han tenido resultados en la investigación del homicidio.

Dos hombres que se movilizaban en una motocicleta fueron los autores de los tres certeros disparos que acabaron con la vida del comisario retirado Yiyo Torales, ex jefe de Investigación de la Delegación de Gobierno de Concepción, ex jefe de Policía en la época de transición y ex director de Orden y Seguridad de la Policía Nacional en el periodo de Raúl Cubas Grau.

Hipótesis. La primera presunción apunta a un ajuste de cuentas de parte de alguna víctima de la época en que era investigador policial, ya que –según comentan– fue el más duro investigador en su época, incurriendo en torturas físicas. Aquello le habría hecho ganar muchos enemigos.

Sin embargo, la Policía quiere contar con algunas versiones familiares referentes a los últimos diez años de la vida de Torales como pastor de la iglesia Misioneros Libres.

El crimen ocurrió el jueves a la mañana, en las cercanías del Mercado Municipal. Ayer a la tarde le dieron cristiana sepultura en Concepción.

Fuente: UH

No hay comentarios: