Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies y basado en la politica de cookies de Google Adsense. Puede leer a continuación el enlace
DEJE SUS OPINIONES AL FINAL DE CADA NOTICIA

LA NOTICIA DESTACADA

Robert Rojas, el defensor del pueblo

El paraguayo fue elegido por cuarto partido consecutivo como la figura de River en la web oficial del club. Sí, de a poco se va ganando un l...

15 mar. 2012

Las víctimas de la “amabilidad” del EPP

(ABC) Pese a que el EPP intenta ofrecer un “rostro amable” ante la ciudadanía, el volumen de muertes y heridos en ataques perpetrados por el grupo criminal muestra lo contrario. Las víctimas en su mayoría son las personas humildes, a quienes supuestamente “defienden”.

En los últimos ataques a estancias en Concepción, las víctimas del EPP resaltaron la“amabilidad y el respeto” de los criminales.
La realidad, sin embargo, no coincide con el rostro “bondadoso” que intenta dar el grupo, responsable de secuestros, asesinatos y otros hechos sangrientos en los últimos siete años.
En sus notas anteriores, el grupo criminal asegura que busca defender el medio ambiente y a los pobladores aquejados por las fumigaciones; no obstante, no se compadece de los policías y peones víctimas de sus ataques.
Desde el 2005, el grupo asesinó al menos a 16 personas, siete de ellas policías y nueve trabajadores de estancias.
A esta cifra se suma la muerte de Cecilia Cubas, quien fue secuestrada el 21 de setiembre del 2004 y luego hallada sin vida el 16 de febrero del 2005.
Además de las vidas cobradas por la banda, existen más de 10 personas que resultaron heridas en los diversos ataques en el norte del país.
La “amabilidad” del EPP incluye además constantes amenazas a los ganaderos, productores y autoridades por la muerte de tres de sus asesinos: Severiano Martínez, Gabriel Zárate Cardozo y Nimio Cardozo Cáceres, caídos en enfrentamientos con la Policía.
En la víspera, el grupo nuevamente hirió a un guardia de la estancia "Agüerito", en Concepción, con una de las bombas instaladas en el último ataque.

No hay comentarios: