DEJE SUS OPINIONES AL FINAL DE CADA NOTICIA

LA NOTICIA DESTACADA

Colocan Carteles y pasacalles contra EPP

La Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) relanzó ayer la campaña de colocación de gigantografías con las fotos de los miembros del grupo terrorista...

26 jun. 2010

FIRMAN PLAN DE SEGURIDAD ALIMENTARIA PARA COMUNIDADES INDIGENAS DE CONCEPCION

Serán beneficiadas 35 familias de la comunidad Vy´a Renda en una primera etapa.
La elaboración, ejecución y financiación estarán a cargo de la ARP, Gobernación del departamento de Concepción, Banco Familiar, UGP y ACDI/VOCA.


La Asociación Rural del Paraguay (ARP) regional de Concepción, ACDI/VOCA, Unión de Gremios del Paraguay (UGP), la Gobernación de Concepción y el Banco Familiar, pusieron en marcha un convenio que beneficiara a treinta y cinco familias de la comunidad indígena Vy´a Renda de Concepción.
El documento se titula “Proyecto de Activación y Seguridad Alimentaria” y consistirá en capacitar a los integrantes de la comunidad Vy´a Renda para que se conviertan en pequeños productores y puedan autoabastecerse en su colectividad. Más adelante se llevara a cabo asistencia con visitas a la salida al mercado nacional.
Se espera que este plan sea un ejemplo y un punto de partida en estos procedimientos conjuntos que permitan luego extenderse a las demás comunidades indígenas de Concepción. Se estima existe un total de 21 asentamientos en este departamento.
La ARP ya ha proveído nueve vacas lecheras con cría a la comunidad. La gobernación de Concepción, por su parte, ha realizado un trabajo de destronque de tierras aptas para el cultivo y pastoreo de animales. También ha construido un tajamar como reserva de agua y se estima que los primeros resultados del proyecto comenzarán a verse en el mes de octubre aproximadamente.

“Modelo de integración y cooperación mutua”.

El presidente de la regional de Concepción, José Epifanio Galeano, manifestó que los beneficiarios de este proyecto tendrán la oportunidad de lograr su independencia al contar con herramientas aptas para salvar la brecha de la desigualdad.
Destaco el trabajo armónico que se está desarrollando entre las autoridades y la sociedad civil en busca del progreso a través del trabajo.
“El trabajo es el único secreto para disfrutar de los beneficios de la libertad, ya que si nos detenemos en el criterio de asistencialismo, no habrá recursos para hacer frente a nuestros desafíos” expresó el dirigente gremial quien instó al líder de la comunidad,Isidro Fernández, a cultivar la disciplina del trabajo que permite primero el sustento diario y luego el bienestar.
Por su parte, el presidente de la ARP, doctor Juan Néstor Núñez indico que siguen en la lucha contra la pobreza con el lema de siempre: “del que más puede hacia el que menos tiene”. Resaltó los valores de moralidad y ética que tuvieron los integrantes la comunidad indígena Vy´a Renda al rechazar la carne producto de extorsión ofrecida por los secuestradores de Fidel Zavala.
“Nos dimos cuenta de que no estamos solos en la lucha por fortalecer estos valores y que ningún esfuerzo es en vano. Ellos –los habitantes de Vy’a Renda- enseñaron al pueblo paraguayo que aceptar esa carne seria pan para hoy y hambre para mañana” expresó el presidente de la ARP.
Añadió que primero es necesario trabajar para luego distribuir una riqueza que sea sustentable. “Tenemos en proyecto interesar a esta comunidad en una granja agrícola diversificada para que sus integrantes puedan acceder no solo a la sustentabilidad alimentaria sino que también tengan como meta la rentabilidad”.
La comunidad Vy´a Renda de Concepción es una de las tantas comunidades indígenas olvidadas de nuestro país y que viven en la precariedad absoluta. El líder de la comunidad Isidro Fernández, indico que rechazaron la carne ofrecida por los secuestradores porque no serian participes de un beneficio a costa de un delito.
“Nosotros estamos enterados de las cosas que pasan en el país, sabíamos que la familia estaba sufriendo por el secuestro de Fidel Zavala, y esa carne era sucia. Esta fue una forma de protesta contra el EPP y para dar el ejemplo a nuestros hijos y al pueblo paraguayo que estas acciones no debemos aceptarlas” manifestó el líder indígena.
Vy’a Renda se encuentra situada en la unión de Hugua Ñandy con Puentesiño en la zona conocida como Boquerón, a 50 kilómetros del cruce con la ruta V. Allí disponen de 1.900 hectáreas pero hasta la firma del convenio no tenían ayuda alguna del Estado.
Participaron de la firma del convenio el presidente de la regional de Concepción José Epifanio Galeano y el presidente de la ARP, doctor Juan Néstor Núñez, el señor Aldo Fabricio Céspedes, representante de ACDI/VOCA en el Paraguay, el gobernador de Concepción Emilio Pavón y el representante del Banco Familiar de Concepción Carlos Medina, entre otra autoridades.

Puestos de salud se convertirán en Unidad Familiar y en Hospital

Concepción.- (UH) Entre mayo y junio se publicaron las denuncias sobre el estado de un Puesto de Salud de Peguajhomí, Concepción, y la necesidad de ampliar la cobertura médica en el nuevo distrito de Azote'y. Ambas inquietudes fueron escuchadas por las autoridades del Ministerio de Salud Pública, que prometen mejorías.

A mediados de mayo de este año, se publicó que la comunidad de Peguajho Loma asentada sobre el antiguo trazado de la ruta 5 Bernardino Caballero, en el distrito de Horqueta, primer departamento, contaba solo con una enfermera para 1.700 personas, a más de las precariedades existentes en el sitio.
Según el doctor José Modesto Araújo, director de la 1ª Región Sanitaria, desde setiembre de este año, el centro sanitario se convertirá en una Unidad Familiar de Salud, lo cual permitirá la presencia de un médico, un técnico y una licenciada en enfermería como respuesta a los reclamos de los pobladores.
Indicó también que la reparación del Puesto de Salud está incluida dentro un paquete de obras que saldrá para fines de este año.
Dominga Vera, única enfermera que atiende a más de 1.700 personas, se mostró contenta con la noticia de que en breve contará con nuevos compañeros. "Al fin voy a tener compañeros y vamos a brindar mejores servicios" explicó.

AZOTE'Y.

En relación al reclamo de pobladores del nuevo distrito de Azote'y el director regional explicó que en el 2011, la actual Unidad Familiar de la Salud, se convertirá en un Hospital Distrital abierto 24 horas.

Vecinos dejan Kurusu de Hierro

Kuruzu Ñu, Concepción.- (UH) Las amenazas de los grupos afines al EPP fueron motivo para que varios pobladores que estaban en desacuerdo con ello abandonen el asentamiento en busca de lugares más tranquilos donde poder trabajar.

Un sondeo realizado por la nueva comisión vecinal demuestra que alrededor de 32 familias dejaron Kurusu de Hierro en los últimos siete años, muchas de ellas ni siquiera pudieron vender sus derecheras con mejoras porque es muy difícil encontrar una persona interesada en adquirirlas por los permanentes conflictos en el lugar.
Un vecino de Kurusu de Hierro señaló que lo que está ocurriendo ahora no les sorprende porque en varias ocasiones denunciaron la existencia de gentes que daban apoyo y refugio al EPP.
"Nosotros adelantamos al ministro del Interior Rafael Filizzola que esto podría ocurrir, que existían gentes que estaban metidas con ellas, por eso hemos solicitado la militarización de la zona porque hay más confianza en ellos y nadie nos escuchó, y ahora nos encontramos con esto, de aquí mucha gente tuvo que huir prácticamente porque no estaba de acuerdo con los dirigentes que apoyaban al grupo armado", explicó.
Asimismo, denunció que recibe permanentes amenazas de parte del grupo y que teme por su vida. (C.M.A.).

Policía dice que tiene 23 patrulleras en Concepción

(UH) Tras una publicación de nuestro diario, el Departamento de Relaciones Públicas de la Comandancia de la Policía Nacional emitió un comunicado en el que aclara la cantidad de recursos materiales con los que cuenta la institución para los procedimientos llevados a cabo en el departamento de Concepción.

El miércoles 23 de junio pasado, UH publicó en la página 4 de la sección Política un artículo titulado "Pocas patrulleras, 579 policías y casi sin combustibles", haciendo mención a la situación que viven los uniformados destacados en el Norte de la Región Oriental del Paraguay.
El mencionado texto también decía que "de las 21 comisarías que tiene el primer departamento, solo 11 tienen un rodado", lo que según el comunicado no se ajusta a los números que maneja la institución policial.
Sobre el punto, la Policía Nacional resaltó oficialmente que los números reales son superiores a los señalados en el citado artículo.

45 UNIDADES.

La Policía Nacional cuenta con un total de 45 vehículos de 4 y de 2 ruedas, que posibilitan el transporte de los uniformados que realizan la búsqueda de los miembros de la banda autodenominada Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).
Hay 25 vehículos de cuatro ruedas, de los cuales 23 son camionetas de patrulla, uno es ómnibus y otro un camión.
Los números oficiales también señalan que en Concepción se cuenta con un total de 20 motocicletas, propiedades de la Policía.

Las cifras

unidades de transporte tienen a su disposición las fuerzas de seguridad instaladas en Concepción.
patrulleras se encuentran listas para ser utilizadas en los procedimientos de búsqueda del grupo terrorista EPP.
Son las unidades de motocicletas listas para su utilización que tiene la Jefatura de la Policía de Concepción.

Militares se instalan en supuesto bastión del EPP

Decenas de efectivos militares se instalaron ayer en Kurusu de Hierro para colaborar en la tarea de seguridad en esa localidad, ante la seria sospecha de la vinculación de los pobladores con los miembros del EPP. La Policía continúa con los estrictos controles en los caminos vecinales, principalmente por la realización desde hoy de la atención médica y odontológica en el sitio.

Los policías que se encuentran en esta localidad continuarán con los controles estrictos en los caminos vecinales y en el acceso a la zona, debido a que en el lugar se realizará la atención médica y odontológica en el marco del operativo “Ñepohano”.
Ayer se sumaron varios militares, que se instalaron en Kurusu de Hierro para ayudar en la tarea de seguridad durante el fin de semana, teniendo en cuenta que varios pobladores mantienen estrecha vinculación con el EPP.
Los controles se acentuaron tras el asesinato de dos policías, la semana pasada, en un tiroteo con miembros del grupo armado. En los caminos internos de la comunidad, así como en los accesos, los retenes fueron permanentes, y para hoy y mañana la dotación policial incluso aumentará, para brindar mayor seguridad en la zona.
Uno de los lugares donde se centró la atención de vigilancia fue el puesto de salud, debido a que los uniformados manejaban la información de que una mujer, integrante del grupo de secuestradores, habría resultado herida en la balacera.
Lo que llamó la atención de los investigadores es que en el improvisado campamento hallado tras el enfrentamiento se encontraron varios elementos pertenecientes a la gavilla, menos alimentos, a excepción de miel de abeja y leche condensada.
Una fuente policial explicó que los miembros del “primer anillo” del EPP no se preocupaban de los alimentos, porque recibían el apoyo constante de pobladores de Kurusu de Hierro.

Liberan a profesor

Víctor Alberto Benítez, profesor de la escuela de Kurusu de Hierro, detenido por su presunta vinculación con el EPP, fue liberado ayer por el juez Hernán Centurión, por falta de pruebas.

25 jun. 2010

Cuatro allanamientos infructuosos en Kurusu

Kuruzu Ñu,. (UH) La fiscala Dora Irrazábal encabezó ayer cuatro allanamientos en Kurusu de Hierro, en busca de nuevos elementos que puedan aportar a las investigaciones sobre el asesinato de los dos oficiales de la Policía, el jueves de la semana pasada.

Los operativos no produjeron nuevos resultados. "No encontramos nada", dijo.
Las casas revisadas por el personal de Antisecuestro, de la comisaría local, como también de la Jefatura policial, fueron las de los parientes de quienes fueron imputados tras conocerse la emboscada en la que cayeron los agentes.
Algunas de las viviendas allanadas corresponden a Marciano Martínez, María Asunción Centurión y Clemencio Bernal. Este último, un hombre de cerca de 70 años, empezó a llorar cuando vio ingresar a los policías a su predio. El hombre no paraba de llorar, a pesar de que el comisario Alvilio Álvarez trataba de tranquilizarlo.
A don Bernal, padre de Gabriel Bernal, uno de los imputados, pensando que sería aprehendido, le subió la presión y urgentemente los paramédicos de las fuerzas de seguridad le tomaron la presión y le dieron de tomar agua fría hasta que se tranquilizara.

24 jun. 2010

Confirman que tres detenidos en Kurusu de Hierro dispararon contra policías

Concepción.- (ABC) Pruebas científicas confirman que tres de los ocho detenidos después del asesinato de dos policías en Kurusu de Hierro, Concepción, pertenecen a la banda terrorista Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). Esto dijo una de las fiscalas que investiga el caso, Dora Irrazábal.

La fiscala Dora Irrazábal informó que estudios demostraron que una persona de apellido Bernal, Mariano Martínez y un menor de 15 años, A. M. L., participaron del enfrentamiento con policías el jueves pasado, en la zona de Kurusu de Hierro. Los mencionados fueron detenidos en las inmediaciones, y negaron pertenecer al grupo terrorista EPP.
La fiscala, sin embargo, señaló que las pruebas de nitrato y nitrito practicadas a estas personas coinciden con las características de dos proyectiles que se extrajeron a uno de los policías que murió en el sitio, de nombre Lilio Giménez. También en el hecho falleció su camarada Carlos Cardozo.
Estos dos uniformados encabezaban un grupo de las Fuerzas de Operaciones Especiales (FOPE) que recibió disparos en un monte, muy cerca del sitio en el que se halló un campamento con importantes evidencias de los líderes del EPP.
La fiscala no precisó el nombre de la persona de apellido Bernal. ABC Digital confirmó que se trata de Gabriel Bernal, quien fue detenido con un pariente identificado como Víctor Alberto Bernal Brítez.
“Son gente del EPP, se confirma”, manifestó la representante del Ministerio Público. Precisó que la prueba indicó que el plomo que tenían en las manos coincide con el plomo de dos balas extraídas al cadáver del suboficial Giménez.
Irrazábal aseguró que todas las personas que fueron detenidas cayeron después del enfrentamiento.
Sostuvo que los tres comprometidos con las pruebas científicas residen en la zona de Kurusu de Hierro, en donde se produjo el asesinato.
Manifestó que todos los aprehendidos declararon que no están relacionados a la banda criminal. Recordó que las ocho personas detenidas después del tiroteo fueron imputadas. Dos se encuentran con prisión domiciliaria, porque son menores de edad.
Indicó, no obstante, que están siendo vigilados por la Policía.

Fiscala de Horqueta denuncia que recibió amenaza de secuestro

Horqueta.- (LN) Se trata de la agente Dora Irrazábal, quien tiene a su cargo el proceso a ocho vinculados al EPP.

La fiscala Dora Irrazábal de Horqueta manifestó que recibió una amenaza de secuestro en la mañana del miércoles último, aunque no quiso explicar las circunstancias, el medio y el tenor de la advertencia, por cuestiones de seguridad, según alegó. La amenaza tendría relación con el mal llamado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) ya que la representante del Ministerio Público imputó la semana pasada a ocho personas, quienes habrían participado del asesinato de dos suboficiales atribuido al EPP en Kurusu de Hierro. Por otro lado, tres de los imputados, uno de ellos menor, dieron positivo a las pruebas de parafina que se realizaron luego del doble crimen lo que implica su participación directa en el atentado, y hace presumir a la Policía que están ante miembros del grupo armado, o el primer anillo que daba cobertura a los principales guerrilleros, Osvaldo Villalba, Manuel Cristaldo Mieres, Magna Meza y Liliana Villalba, todos responsable de los secuestros de Luis Lindstron y Fidel Zavala.
En esfera policiales no fue bien vista la decisión de la fiscala Irrazábal de no formular la denuncia a pesar del ofrecimiento de asistencia inclusive de Antisecuestro, aunque se garantizó custodia a toda hora para la afectada.
El fiscal adjunto en Concepción, Édgar Moreno, tras una conversación con la fiscala Irrazábal, comentó que la amenaza fue directa de una persona extraña en la vía pública en la ciudad de Horqueta. “Fue una amenaza verbal que le dio una persona extraña en forma directa”, indicó. El jefe regional del Ministerio Público dijo que (Irrazábal) “se asustó mucho, no me pudo especificar las palabras”, al ser consultada sobre lo que le dijo el hombre a la fiscala. Sin embargo, explicó que era un hombre de tez morena al que no le pudo individualizar. Moreno aclaró que se tomaron todas las medidas de custodia personal.
En una escueta conversación telefónica con la prensa, Irrazábal comentó que el hecho ocurrió en la mañana del miércoles y que no va a hacer ninguna denuncia por su seguridad, pero recién reveló ayer al mediodía.
Tampoco quiso revelar la fuente, aunque explicó que la amenaza no fue por teléfono. “No fue por teléfono, yo no le puedo dar mucha información”, indicó y explicó que la podrían secuestrar y ante tal amenaza prefiere seguir en el anonimato.
La misma pasa a engrosar la lista de la veintena de personas en la mira del EPP.

El EPP está en la zona, pero no se realizan incursiones

Kuruzú de Hierro.- (UH) No se sabe si es una nueva táctica en las investigaciones, pero lo cierto y lo concreto es que en el Norte del país no existe ni un solo operativo de búsqueda del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), sino solo controles en los principales caminos de Kurusu de Hierro, Tacuatí y otras zonas de la ciudad.

Además de eso, trabajos de inteligencia que nunca dejaron de realizarse desde el secuestro de Fidel Zavala, en octubre de 2009.

OPORTUNIDAD PERDIDA.

Es decir, a pesar de que la semana pasada prácticamente se estuvo frente a frente con los líderes más importantes del grupo armado, las fuerzas de seguridad no han desplegado sus tropas, comandos o grupos especiales a la zona en donde estuvieron instalados, de manera a cerrar caminos y dejarlos sin salida.
Esta es la primera vez que la Policía contactó realmente con los líderes del EPP, estudió sus zonas, sus movimientos, pero, en vez de iniciar una intensa búsqueda, atendiendo las grandes posibilidades que existían, mucho más que en otras ocasiones, optó por realizar trabajos con casi la misma cantidad de efectivos con los que cuentan en las diferentes zonas de influencia, en especial en estos momentos, en Kurusu de Hierro.

ENVÍO DE REFUERZOS.

El día de la emboscada que el EPP tendió a los miembros de la FOPE, en que asesinó a dos policías, el ministro del Interior, Rafael Filizzola, envió cerca de 200 hombres al sitio de la desgracia para perseguir al grupo armado que emboscó y asesinó a los dos policías.
Sin embargo, al día siguiente los policías de la FOPE y otras instituciones volvieron a la Capital y solo dejaron alrededor de 50 hombres.
Los policías de la zona, incluyendo Tacuatí, Horqueta y Concepción, quedaron sorprendidos, según ellos mismos relataron, ya que estaban seguros de que después de lo sucedido se iniciaría una búsqueda intensa de los delincuentes, atendiendo que estos no irían tan lejos, ya que solo llevaban dos a tres horas de diferencia de los policías que estaban llegando de Asunción.
Cabe recordar que cuando fue liberado Zavala, el operativo de búsqueda se realizó cinco días después, cuando ya no había ni sombra de los secuestradores

RUTINA.

El trabajo cotidiano de los pocos policías que se encuentran en la zona se inicia a las 7.15 con un recorrido por los principales caminos de Kurusu de Hierro, en donde se instalan para realizar controles de las personas que pasan por los sitios, a quienes piden documentos de identidad.
A la vez revisan sus bolsones, de manera a evitar que en los mismos lleven medicamentos o alimentos para los miembros del EPP.
A las 14, los policías levantan carpas de sus puestos de control y en grupo se desplazan a sus respectivos puestos, y de allí no se mueven, ya que no están respaldados por grupos comandos.

23 jun. 2010

Militares preparados para nueva misión

El comandante de las Fuerzas Militares, general Juan Óscar Velázquez, aseguró ayer que los uniformados están listos para participar de otros operativos en el norte del país para hacer frente al mal llamado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

“Siempre estamos entrenados y preparados para cuando se tenga la misión de participar”, declaró, aunque señaló que hasta el momento no tienen órdenes de movilizarse en caza de los guerrilleros.
Luego de la ceremonia de celebración del 123º aniversario de la creación de la Suprema Corte de Justicia Militar, realizada en Viñas Cué, Asunción, el general Velázquez aseguró que en el sector que comanda “estamos siempre atentos” para participar en misiones que hagan al cumplimiento del deber constitucional de las Fuerzas Armadas.
“Tenemos personal, tropas, tanto en Concepción como en Pedro Juan (Caballero), que habían quedado en aprestos después de la última participación en el operativo Py’a guapy, tenemos gente permanentemente allá”, enfatizó el comandante de las Fuerzas Militares.
El operativo Py’a guapy consistió en operaciones conjuntas entre las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional durante la vigencia del estado de excepción en Concepción, San Pedro, Alto Paraguay, Amambay y Presidente Hayes. Las maniobras terminaron sin pena ni gloria con el fin del estado de excepción, que había sido aprobado por el Congreso el 25 de abril de este año, y que tuvo una duración de un mes. De 167 personas aprehendidas durante el operativo, solamente una fue acusada de formar parte del EPP.
El comandante de las Fuerzas Militares se abstuvo de hacer comentarios al llamado que el EPP pretendía hacer a los integrantes de las Fuerzas Armadas de volverse en contra del gobierno del presidente Lugo, aduciendo que los cuadros castrenses son conscientes de su “misión constitucional”, y que de allí proviene “la orientación que tenemos, y fuera de eso, no tenemos otra orientación”.

Familia temen por sus vidas

Kurusu de Hierro, Concepción.- Santiago Jiménez se resiste a dejar su casa donde reside hace siete años con su esposa Dionisia Román y seis hijos.

Con un terrible temor quedó la familia del campesino Santiago Jiménez en cuya propiedad se registró el último enfrentamiento entre los efectivos de la Policía Nacional con los integrantes del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). Las tierras están ubicadas en el barrio Santo Domingo de Kurusu de Hierro, Concepción, y que dejó como saldo dos suboficiales muertos.
Santiago, de 42 años de edad, casado con Dionisia Román, dijo que tras el enfrentamiento en donde fueron acribillados los dos efectivos de la FOPE teme entrar en su chacra, de donde extrae diariamente mandioca para su familia y sus ocho cerdos que mantiene en el fondo de su humilde casa de tabla con techo de paja.
Rodeado de sus seis hijos pequeños y tomando su tereré de media mañana, el hombre comentó que el pasado jueves, día del cruce entre los policías y el grupo criminal, escucharon desde el interior de su casa una intensa balacera en el fondo de su propiedad, específicamente en la cabecera de las cuatro hectáreas que posee como reserva forestal.
Posteriormente, indicó que al término de la balacera salió a verificar lo ocurrido y ya se encontró con el triste panorama de que algunos efectivos de la Policía cargaban a su compañero que resultó herido y el otro muerto en el monte.
Santiago señaló que ahora lo único que quiere “es una garantía por parte de la Policía Nacional” a fin de que pueda ingresar nuevamente a su chacra sin temor a encontrarse con los miembros del EPP.
“Ahora estoy a punto de largarles a mis cerdos que ya están medio flacos porque no puedo entrar más a mi chacra para poder alimentarios”, se quejó Jiménez en un cerrado guaraní.
Dijo que pidió la colaboración de los efectivos de la Policía para que les resguarde por lo menos en estos días teniendo en cuenta que allí se anidaban los delincuentes, pero –según dijo– los propios integrantes de la Fuerza Pública le sugirieron abandonar su casa hasta que las cosas se tranquilicen en la zona.
Santiago, al igual que varios de sus vecinos que viven en el poblado de Kurusu de Hierro en precarias condiciones, señaló que no tiene otro lugar en donde ir, a raíz de que ya fijó su residencia en el sitio hace siete años cuando compró la propiedad de una tercera persona por un valor de cinco millones.
Desde entonces, subrayó, se dedica al cultivo anual del sésamo y fuera de la cosecha de este producto siembra mandioca y otros rubros para su subsistencia.
Al ser consultado si alguna vez fue molestado o le solicitaron su colaboración los miembros del EPP, Santiago dijo que “gracias a Dios ellos no me piden nada, al menos a mí no me piden ayuda”.

Militares paraguayos en operativo “Medcap”

Concepción.- (LN) Comandante de FFMM confirmó que 75 efectivos participarán de la asistencia en el Norte.

El comandante de las FFMM, general Juan Óscar Velázquez, informó ayer que unos 75 militares paraguayos participarán del operativo “Medcap” y la asistencia beneficiará a unas 500 familias.
“Hay todo un equipo, compuesto por militares paraguayos que están listos para partir para allá. Van a realizar una operación del tipo Ñepytyvo, en asistencia médica, y algunas que otras actividades, como reparación de escuelas que están necesitadas de pequeñas reparaciones como sanitarios, instalación eléctrica”, comentó.
El alto jefe militar siguió explicando: “Nosotros veníamos trabajando permanentemente con ellos en el tema de la ejecución de un plan que tiene una preparación de un año de antelación. Tenemos un programa para el año. Una de las actividades que podría realizar en esta ocasión es una de esas, que ahora pasa exclusivamente a cargo de nosotros la ejecución”.
La jornada forma parte de la Acción Cívica-Médica (Medcap, siglas en inglés) en la escuela Nº 3.235 de Kurusu de Hierro, que esta vez quedará a cargo de los militares paraguayos. Sin embargo, no se suspende la donación de medicamentos, útiles escolares e indumentarias deportivas.

Norteamericanos no irán al Norte para evitar complicaciones

La atención médica-humanitaria, denominada MEDCAP, está prevista para este fin de semana en Kurusu de Hierro. La embajadora Ayalde dijo que su país ayudará económicamente, pero no enviará personal a la zona.

La embajadora norteamericana en Asunción, Liliana Ayalde, informó que no se suspenderá el plan de atención médica-humanitaria en el norte, con la ayuda de su país, pero dijo que el operativo se realizará exclusivamente bajo el mando de las fuerzas militares paraguayas.
La diplomática aclaró que tres funcionarios de la Embajada, que debían ir al norte para ayudar, suspendieron el viaje "para evitar especulaciones y complicaciones".
Consultada si no le preocupa la presunta amenaza de Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) de secuestrar a militares de su país, la diplomática aclaró que ella ni funcionario alguno de la embajada recibió amenaza por parte del EPP y que esa amenaza solamente se divulgó por los medios masivos de comunicación.
La atención médica-humanitaria denominada Medcap está prevista para el próximo sábado y el domingo en Kurusu de Hierro, Concepción.
"No estaba previsto que militares norteamericanos vayan a Concepción. Lo que estaba previsto era que tres funcionarios de la Embajada vayan; pero ahora la Embajada decidió que ellos no se irán para evitar especulaciones y complicaciones", dijo Ayalde.

PROGRAMADO.

"Hay un ejercicio humanitario médico programado para Concepción. Esa fue una decisión hecha netamente por el Comando de las FFAA paraguayas. Se va llevar a cabo según lo programado. En ningún momento teníamos médicos norteamericanos. Es un Medcap que más bien lo que hace la Embajada, a través de la oficina de cooperación en Defensa, es el patrocinio de la logística", agregó.
"Financiamos, damos los insumos médicos, para facilitar que se lleve a cabo esa jornada. Por lo menos unas 2.000 personas se podrán atender. Entonces se necesitan recursos como medicamentos para llevar a cabo. Eso va seguir adelante. Solamente que nuestra presencia no será posible", aclaró.

NINGUNA ALERTA.

Ayalde negó que exista alguna alerta a los ciudadanos norteamericanos por las acciones del EPP. "No tenemos alerta, no hay ninguna medida en este momento", afirmó.
Insistió que su país no había acordado con el Gobierno enviar a Concepción ninguna tropa militar ni médicos.
"Estas jornadas eran totalmente llevadas a cabo por las fuerzas militares paraguayas. Hay una confusión con el operativo Medrete", indicó. Ayalde dijo que ayer habló con el canciller Héctor Lacognata sobre un pedido de Paraguay para recuperar documentos históricos que obran en los EEUU.

La cifra

7.000 ciudadanos norteaméricanos viven en Paraguay y muchos de ellos ya son paraguayos nacionalizados. El dato divulgó ayer la embajadora Liliana Ayalde, en diálogo con los periodistas acreditados en la Cancillería.

Vigilan el puesto de salud de Kurusu de Hierro tras soldado herido de EPP

Kuruzu de Hierro, Concepción.- (ABC) El puesto de salud de Kurusu de Hierro se encuentra bajo permanente vigilancia de efectivos de la FOPE, ante la información de que uno o más integrantes del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) resultaron heridos tras el tiroteo ocurrido el jueves último en la zona, y que podría ser asistido por médicos de la institución. También custodian a una enfermera y a la limpiadora, madre de uno de los imputados por supuesta vinculación con el grupo.

La información de que al menos un miembro del EPP se encuentra herido se sustenta primero en que los efectivos de las fuerzas especiales supuestamente intercambiaron disparos con los componentes del “primer anillo” del grupo criminal, y quedaron vestigios de impactos de proyectil en una linterna y un botiquín. Además, los uniformados encontraron manchas de sangre hacia el lugar donde los malvivientes escaparon.
Los investigadores prácticamente aseguran que los secuestradores continúan en la zona de Kurusu de Hierro. Ante esa sospecha, los agentes de la FOPE vigilan permanentemente el puesto de salud local, para evitar que miembros del grupo armado ingresen al local sanitario en busca de medicamentos. También custodian a la enfermera Nidia Alvarenga Benítez, quien trabaja en el lugar, según se informó.
Los policías montan barreras móviles en los diferentes caminos que rodean Kurusu de Hierro. Los uniformados requieren documentos de identidad a los que transitan por el lugar para corroborar su identidad.
Además visitan casa por casa para anunciar a los pobladores que en el local de la comisaría 21ª se encuentra un médico que atiende casos de urgencia. De esa manera se busca ganar la confianza de los habitantes de la comunidad, para obtener informaciones que conduzcan a la captura de los fugitivos. Si bien la dotación policial disminuyó en esta localidad, desde la noche del sábado último, los agentes de inteligencia continúan para recolectar datos sobre el posible sitio donde se ocultan los miembros del EPP.

De limpiadora

Graciela Caríssimo, madre de José Del Rosario Cabrera (39), en cuya casa se encontraron varias evidencias tras el ataque y asesinato de dos policías el jueves último, se desempeña como limpiadora en el puesto de salud de Kurusu de Hierro. Los policías también observan a la mujer para evitar que saque medicamentos.
En la propiedad de José Del Rosario Cabrera y de su esposa Domiciana Román (38) se encontraron varios elementos relacionados al EPP, por lo que fueron imputados por asociación criminal.

22 jun. 2010

EPP exhorta a militares a alzarse contra Lugo

Concepción.- (ABC) El EPP planeaba emitir un comunicado en el cual insta a los “hermanos soldados” a alzarse contra el presidente Fernando Lugo, “los burócratas” y “los ricos”. El material fue hallado en el campamento de Kurusu de Hierro.

El comunicado que fue divulgado ayer por los investigadores señala que “ante informaciones tergiversadas, maliciosas, calumniosas y falsas propagandas por pájaros de mal agüero, traficantes de patrañas del periodismo paraguayo, aclaramos por única vez”.“El Ejército del Pueblo Paraguayo no ejecutará ninguna ‘acción terrorista indiscriminada’ que perjudique la vida y la integridad del pueblo”.
Añade que el EPP “es el mejor amigo de los pobres y desvalidos”, y que “las clases pudientes no forman parte de ese pueblo”.

Insta “a los hermanos soldados” que “apuntan sus armas al revés, ustedes son hijos del pueblo y no debieran defender los intereses y derechos de los ricos. Apunten a los ricos, a los politiqueros burgueses, a los imperialistas, a vuestros privilegiados jefes que se dan la buena vida mientras ustedes sufren lo peor y viven alejados de sus familiares”.
En otro párrafo señala: “Pedimos a los hijos del pueblo que no construyan sus viviendas cerca de las casas de los poderosos magnates, los burócratas políticos, de los cuarteles y comisarías. Evitemos vecinos indeseables e innecesaria exposición a eventuales peligros que puedan darse durante los ataques del EPP”.
“No podemos ofrecer las millonarias sumas que ofrecen los verdugos del pueblo por los combatientes populares. Ofrecemos 5.000.000 Gs. y nuestra eterna gratitud a quienes nos entreguen a los siguientes verdugos del pueblo: Fernando Lugo Méndez, alias el sátiro de San Pedro, mboreví; Rafael Filizzola, alias cabaju rodete o churero parlante; cualquier parlamentario, ministro o miembro de la Corte Suprema de Justicia”.

Posible estrategia

Por otro lado, el documento indica que “Juan Arrom, Anuncio Martí, Víctor Colmán han desertado de las filas revolucionarias, han renegado de sus convicciones y se han pasado a lado de quienes sostienen al socio del cachorro del imperio, Alvaro Uribe. El cachorrito menor es Fernando Lugo”.
Investigadores sospechan que esto sería una estrategia para “limpiar” a los tres refugiados políticos en Brasil. La nota finaliza con un ataque a los Estados Unidos, al que consideran “enemigo del género humano”.

Hallan video en el que Magna Meza y Liliana Villalba hacen uniformes

Concepción.- (ABC) Un video en el que aparecen Magna María Meza y Liliana Villalba, hermana de Osvaldo y Carmen, mientras elaboraban ropas camufladas fue divulgado ayer. El material forma parte de las evidencias halladas en Kurusu de Hierro.

El video comienza al mostrar varias ropas íntimas de mujer, luego se desplaza unos metros y aparecen Magna María Meza y Liliana Villalba. Allí Manuel Cristaldo Mieres hace la presentación al señalar: “Estamos llegando en la fábrica del EPP”.
La primera estaba sentada en una silla, frente a una máquina de coser eléctrica, en tanto la hermana de la secuestradora Carmen Villalba aparece en cuclillas cortando telas camufladas, cerca de otro aparato para elaboración de prendas de vestir. El sitio aparenta ser en un tupido monte y se aprecia que las dos mujeres estaban bajo una carpa verde.
Sin embargo, cerca de Magna Meza había un foco encendido y se observa parte de un cable prolongador de energía eléctrica, de la que se precisaría también para la utilización de las máquinas de coser. Esto hace presumir a los investigadores que sería un sitio cercano a una casa, en Kurusu de Hierro, en la zona donde el jueves último fueron asesinados los suboficiales Lilio Giménez y Carlos Cardozo.
Meza estaba vestida con una polera de color negro, un pantalón de camuflaje y botas de lluvia. Por su parte, Villalba llevaba camisa de camuflaje, pantalón de color verde y solo estaba con medias.
Cerca de Magna Meza se pudo observar una ametralladora, que estaba semitapada con las ropas y sería el arma que utiliza la fugitiva.
Sobre la otra máquina de coser, que sería la utilizada por Villalba, aparecen dos aparatos celulares. Los intervinientes analizan el sitio donde se grabó el video.

21 jun. 2010

Grupo armado escuchaba por radio el movimiento policial

Kuruzu de Hierro, Concepcion.- (UH) Además de contar con modernos celulares y una netbook con conexión a internet en medio del monte, también tenían dos radios con frecuencia policial. Estaban a 300 metros de un retén de la Policía.

Los integrantes del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) que estaban escondidos en Kurusu de Hierro conocían de antemano los procedimientos de patrulla y rastrillaje que realizaba la Policía. La información se desprende tras el hallazgo de dos radios con frecuencia policial en la zona que abandonaron los buscados.
Con los aparatos, los miembros de la banda de secuestradores conocían qué caminos tomar para movilizarse de un lugar a otro, sin tener que pasar por las barreras policiales y sin cruzarse con patrullas.
Además de las radios, los integrantes del grupo armado también contaban con una netbook, módems para conectarse a internet y modernos teléfonos celulares.
Todos estos elementos fueron hallados tras el enfrentamiento que mantuvieron el pasado jueves con un grupo de agentes de las Fuerza de Operaciones de la Policía Especializada (FOPE) en Kurusu de Hierro, departamento de Concepción, en el que murieron dos de los policías especializados.
La víspera fue un día de descanso para los agentes asignados a la búsqueda de los integrantes del EPP.
Luego de realizar varios allanamientos e incursiones que no arrojaron resultados positivos y después de la reunión con el ministro del Interior, Rafael Filizzola, un importante grupo de uniformados abandonaron la zona quedando solamente unos 100 agentes que a partir de hoy intensificarán la pesquisa.

HUIDA.

Los investigadores sostienen que tres de los cinco integrantes de la banda se encontraban descansando y posiblemente hasta durmiendo el pasado jueves cuando se acercó el grupo de la FOPE que fue emboscado.
Las otras dos personas eran las encargadas de realizar la guardia. Sin embargo, detectaron la presencia de los dos agentes ahora fallecidos cuando estos se encontraban a solo uno 10 metros de ellos.
Ante la sorpresiva llegada de los uniformados, inmediatamente empuñaron sus armas y comenzaron a disparar.
Los interminables disparos que provenían de todos lados hizo que los buscados se vean en apuros y abandonen todas sus cosas en el lugar.
Según presumen los investigadores que estuvieron en el lugar, las dos personas que debían hacer guardia segundos antes que empiece la balacera se estaban entreteniendo navegando por internet, porque la computadora personal estaba en funcionamiento cuando llegaron al lugar los policías.
El lugar del enfrentamiento se encuentra a tan solo 300 metros de la ruta principal de Kurusu de Hierro, en donde está instalado uno de los retenes de la Policía.
Según la presunción de los agentes que llegaron al lugar, el grupo armado se estuvo movilizando en la zona durante varios días.

LOS VIDEOS.

Los miembros de la célula que logró escapar del monte abandonaron la computadora y también los teléfonos de última generación.
Con los aparatos filmaban la vida rutinaria en el monte. A partir de la incautación de los teléfonos, los investigadores lograron conseguir nuevas fotografías de las cabecillas del grupo.

BRASILEÑA ES DETENIDA

Una mujer de nacionalidad brasileña fue demorada por la Policía de Inteligencia de Concepción al hallarse sin documento y por sospechas de poder estar vinculada al EPP. Actualmente está a disposición de la Fiscalía.
La aprehensión se produjo ayer, a primeras horas, en la Terminal de Ómnibus de Concepción y fue derivada a la Jefatura policial.
La mujer dice llamarse María Aparecida Andrade Matheus, de 47 años, oriunda de Brasilia y Río de Janeiro. Comentó que estaba de paso.
En otro momento ya presentó signos de contar con perturbaciones mentales diciendo que es una profeta y que hace una investigación del caso Ingrid Betancourt, la cual le persigue en sus sueños.
No obstante, por carecer de documentos personales, fue puesta a disposición del fiscal de turno Celso Morales, quien solicitará informe sobre la verdadera identidad de la extranjera.

Levantaron operativo en Concepción

Concepción.- (LN) En la zona de Kurusu de Hierro solo quedaron investigadores del Departamento Antisecuestro de la Policía Nacional.

El intenso operativo policial iniciado el jueves en Kurusu de Hierro, Concepción, fue levantado sorpresivamente ayer a fin de que los investigadores del Departamento de Antisecuestro de la Policía Nacional, a cargo del comisario Aldo Pastore, reinicien sus trabajos de inteligencia con los pobladores de la zona con el objetivo de capturar a los integrantes del Ejército del Pueblo Paraguayo EPP.
Las fuentes indicaron que sólo quedó en la mencionada localidad un reducido grupo del personal de la FOPE, para continuar con los trabajos de control de las rutas y de las calles rurales, mientras que la mayoría de los efectivos retornaron nuevamente a Asunción en espera de informaciones precisas por parte de Antisecuestro.
El ministro del Interior, Rafael Filizzola, realizó en la sede de la Comisaria 21 de Kurusu de Hierro, en la tarde del sábado, una evaluación con los jefes policiales de los trabajos realizados por los efectivos de la Policía Nacional, en la localidad en donde fueron acribillados y muertos recientemente dos efectivos de la FOPE, Carlos Cardozo y Lilio Giménez, en un enfrentamiento con los miembros del EPP.

Visita de rutina

“Es una visita de cierta forma de rutina porque vinimos para hacer un relevamieno de las informaciones disponibles, para hacer un repaso también de las actividades, hicimos también una evaluación de los últimos operativos efectuados, pero sobre todo vinimos para reforzar ya el sentimiento de solidaridad hacia la FOPE, al personal y familiares que tuvo la pérdida policial”, indicó Filizzola.
Señaló que “somos concientes de que por la peligrosidad del trabajo, todos los que trabajan aquí corren el riesgo de los suboficiales fallecidos. Aquí hay que tener en cuenta que no podemos hablar públicamente de lo que se hace y de lo que no se hace, esta no es la primera inclusión en el monte y se asigna los recursos en base a las informaciones de inteligencia y se determina cuáles son las operaciones convenientes”, concluyó el secretario de Estado.

20 jun. 2010

EPP deja par de fotos

(ABC) En Kurusu de Hierro, los datos facilitados por el servicio de inteligencia fueron exactos, pero la operación fracasó por ineficiencia de las fuerzas de choque; quedó la sensación de que el Ejército del Pueblo Paraguayo volvió a ganar. Los delincuentes escaparon del cerco y dejaron como prenda un par de fotografías de sus líderes.

El gobierno de Fernando Lugo refleja intención de combatir al Ejército del Pueblo Paraguayo, pero las fuerzas de seguridad del Estado no demuestran eficiencia. El resultado es un alto costo político por los fracasos y muertes que se suceden.
El ingreso en el campamento del EPP, en Kurusu de Hierro, permitió acceso a una computadora y a varios celulares, que permite a los investigadores disponer de fotografías recientes de los líderes del grupo delictivo.
Luego de 10 años se dispondrá de retratos actualizados de Magna Meza, Manuel Cristaldo Mieres y Osvaldo Villalba.
Quedó claro que los integrantes del grupo se mueven con absoluta libertad dentro del área de Arroyito, Kurusu de Hierro, Puentesiño y Hugua Ñandu, con desplazamientos hacia Vallemí y Puerto Casado.
En Kurusu de Hierro los delincuentes del EPP volvieron a escapar, dejando como prenda a la Policía un par de fotografías de sus líderes y camaradas para llorar.

Error de procedimiento

La emboscada que sufrieron efectivos de la FOPE, en la mañana del jueves pasado, es un ejemplo de ineficiencia: dos agentes, integrantes de una patrulla de 20 hombres, fueron enviados como observadores avanzados sin que se haya previsto un perímetro de seguridad.
La tarea de observador avanzado es peligrosa y debe ser realizada por los hombres más experimentados de la patrulla. El segundo requisito es disponer un cordón de protección en torno a los precursores, quienes deben mantener contacto visual en todo momento.
En el rastrillaje realizado en Kurusu de Hierro, departamento de Concepción, no se cumplieron normas elementales de patrulla de combate. El resultado fue la emboscada que sufrieron dos efectivos de la FOPE, quienes cayeron acribillados a balazos.
El suboficial Lilio Giménez Dávalos recibió una ráfaga de fusil M-16 en su costado izquierdo, se intentó salvar su vida, pero murió en un helicóptero de la Fuerza Aérea Paraguaya, camino a Asunción.
El suboficial Carlos Cardozo cayó herido, recibió un tiro en la pierna. Un miembro del Ejército del Pueblo Paraguayo lo ejecutó, con disparos en la cabeza; murió asesinado a sangre fría.

Muerte de policías

¿Cuántos policías seguirán muriendo en manos del Ejército del Pueblo Paraguayo?
El Ministerio del Interior insiste en plantear una solución estrictamente policial. La responsabilidad de combatir al EPP es de la Policía Nacional, no de las fuerzas de seguridad del Estado en su conjunto.
El EPP es un riesgo para la existencia del Estado paraguayo y su objetivo es la destrucción del modelo actual, para imponer un nuevo sistema político por la fuerza de las armas.
Se puede dudar de las posibilidades de éxito del EPP, pero no de su convicción para luchar contra la Policía Nacional; el desenlace de los últimos enfrentamientos refleja el nivel de entrenamiento que adquirió con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
Dado el peligro que constituye el EPP para el Estado paraguayo, el conjunto de las fuerzas de seguridad debe contar con un mando único, apoyado por estado mayor centralizado.
Es un completo absurdo que los servicios de inteligencia trabajen sin coordinación y que las unidades de choque realicen operaciones en forma aislada.
El resultado se traduce en la muerte de agentes policiales y un descrédito creciente del Gobierno.

Soberanía del Estado

De acuerdo a nuestra Constitución Nacional, la Policía Nacional es responsable de la seguridad interna y las Fuerzas Militares asumen la protección de las fronteras nacionales. El Ejército del Pueblo Paraguayo pretende imponer límites a la soberanía del Estado paraguayo.
Y de hecho logró hacerlo: a lo largo del secuestro de Fidel Zavala se estableció una zona, denominada triángulo, donde el EPP tenía libertad de acción. La Policía Nacional se mantuvo fuera de los límites del triángulo, que pasó a convertirse en zona liberada.
El Estado paraguayo cedió momentáneamente la soberanía nacional y el EPP impuso límites a la vigencia de las instituciones. ¿No constituye este acto una violación a las fronteras soberanas? ¿Acaso no están obligadas las Fuerzas Militares a proteger la integridad del territorio patrio?
El Ministerio del Interior es una instancia administrativa del poder político y la responsabilidad de encarar operaciones de combate es de las fuerzas de seguridad, que deben actuar en forma coordinada, bajo un comando único.
Así como van las cosas, no debería sorprendernos que militares y policías vuelvan a agarrarse a tiros, tal como sucedió hace unas semanas en Hugua Ñandu. En aquel momento, los militares no coordinaron una operación con la Policía Nacional.
El jueves pasado, fueron los policías quienes no establecieron un canal operativo con las Fuerzas Militares.
Ni siquiera se previó el apoyo de helicópteros de la Fuerza Aérea Paraguaya, estacionados en Concepción, apenas a 18 minutos de vuelo de Kurusu de Hierro.

Ansiedad de protagonismo

El alto mando de la Policía Nacional tiene una peligrosa ansiedad de protagonismo: tozudamente rechaza la incursión de Fuerzas Militares en persecución del EPP y se niega sistemáticamente a aceptar que las fuerzas especiales de la Policía no son las adecuadas para combatir en zonas rurales.
Los efectivos de la FOPE tienen un alto nivel de entrenamiento, están bien equipados y en diversas operaciones demostraron eficiencia, pero su experiencia es el combate urbano.
Los comandos militares, en cambio, tienen como ámbito de operaciones las zonas boscosas.
Dado que los del EPP ponen en riesgo la soberanía y la vigencia del Estado, no existe ninguna restricción legal para que puedan liderar el combate al EPP.
En medio de la mirada dubitativa del poder político, policías y militares siguen sin ponerse de acuerdo.