DEJE SUS OPINIONES AL FINAL DE CADA NOTICIA

LA NOTICIA DESTACADA

Colocan Carteles y pasacalles contra EPP

La Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) relanzó ayer la campaña de colocación de gigantografías con las fotos de los miembros del grupo terrorista...

22 may. 2010

Olazar entregó croquis donde se hallarían integrantes del EPP


Concepción.- El ex militante del partido Patria Libre, Dionisio Olazar, entregó hoy a la fiscalía de Concepción un croquis donde estarían cinco integrantes del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). Según Olazar este croquis ya había entregado a la Policía Nacional el pasado 27 de abril y que no se había hecho nada para capturar a los milicianos.

De acuerdo a este croquis, los integrantes del grupo armado estarían ocultos en una zona boscosa de Kurusu de Hierro, en el departamento de Concepción. Según Olazar, entre los integrantes que estarían ocultos allí se encuentran Magna Meza, Alejandro González y Lorenzo González, tres de los miembros más buscados del EPP. El ex militante de Patria Libre aseguró que las Fuerzas Conjuntas, integrada por militares y policías, no han hecho hasta ahora ningún allanamiento en la zona.

Embajada EE UU brinda hoy y mañana atención médica gratuita en Concepción

Concepción.- (LN) La embajada de los EE.UU. a través de su Oficina de Cooperación de Defensa (ODC) y en cooperación con las FF.AA. de la Nación, brinda atención médica gratuita, en Dpto. de Concepción. Hoy sábado y mañana domingo 23, se llevarán a cabo jornadas de acción cívica- humanitaria denominada "Operación Oñondivepa" en la Escuela "Concepción Macedo de Denis" y el Liceo Nacional "Cnel. Mongelós" de la localidad Roberto L. Petit, en el Departamento de Concepción.

Estas jornadas de acción cívica humanitaria incluirán atención médicas gratuitas, en las especialidades de clínica general, odontología, pediatría, ginecología y oftalmología. Asimismo, se proporcionarán medicamentos, vacunas, desparasitación y orientación en el área de planificación familiar.
La atención al público será por orden de llegada, con prioridad para los niños, ancianos y casos de urgencia. Además la Embajada donará a las instituciones educativas donde se realiza la jornada cívica-medica, libros de textos en las áreas de matemáticas y comunicación, útiles escolares, indumentarias deportivas y pelotas.
La Embajada de los EE.UU. de América a través de su Oficina de Cooperación de Defensa y la Guardia Nacional de Massachusetts llevarán a cabo esta acción cívica-humanitaria en coordinación con la Fuerza Aérea de las Fuerzas Militares paraguayas.
La Embajada de los EE.UU. proporciona el apoyo logístico (medicamentos, suministros médicos, fondos para gastos de alimentación y combustible para el personal participante) y la Guardia Nacional de Massachusetts de los EE UU, coopera con 5 médicos y 2 asistentes administrativos estadounidenses.
También participa personal de la Embajada de la Oficina de Asuntos Cívicos, quienes cooperan en coordinar el evento. En total son 19 estadounidenses acompañados por aproximadamente 60 personales militares paraguayos entre médicos, enfermeros y ayudantes.Estas jornadas de atención médica y distribución de medicamentos totalmente gratuitos cuentan con el apoyo de la Gobernación y Municipalidad de Concepción, además del Ministerio de Salud y la Secretaria Nacional Antidroga (SENAD) de Paraguay.

Museo militar guarda tesoros de la Guerra Grande

Pedazos de explosivos, sables, instrumentos musicales y diversos objetos metálicos, mapas, fotografías y carruajes sobre el conflicto bélico están expuestos en este espacio cultural en Concepción.

El Museo Militar de Concepción, cuya existencia casi es desconocida en Asunción, es un espacio que guarda parte de nuestra rica historia nacional. El edificio, de estilo colonial, fue restaurado hace 12 años, gracias a la cooperación española.
El recinto, situado al costado de la Escuela Taller norteña, cuenta con objetos coloniales, además de numerosas piezas que sobrevivieron a la Guerra contra la Triple Alianza. También rescata algunas piezas de la contienda chaqueña.
Anteriormente, el Museo ocupaba toda una manzana. Y aunque en la actualidad su área de influencia es menor, el edificio conserva los aires coloniales, con el típico "corredor jere".
Teófilo Medina, encargado de cultura de la Municipalidad de Concepción, revela que el espacio data de la época colonial, aunque se fue consolidando como sitio militar desde el gobierno de Gaspar Rodríguez de Francia.
"En la época de Francisco Solano López, el general Francisco Isidoro Resquín guió a las tropas paraguayas, las cuales partieron de este ex cuartel para la campaña de Mato Grosso, durante la Guerra del 70", relata Medina.

CARRUAJE.

Entre las piezas más llamativas en exposición figura la carroza que perteneciera a Madame Lynch.
"Se trata de un gran carruaje de lujo para la época, de las cuales se perdieron 2 ruedas", señala Medina. Añade que el carro fue uno de los últimos que se quedaron en Cerro Corá. "Fue recogida por la familia Sienra", comenta.
Luego, el carruaje tuvo otros destinos. Tras dejar Cerro Corá, fue trasladado a una estancia, donde permaneció mucho tiempo. "Cuando estaba por destruirse totalmente, fue obsequiado al Museo", cuenta Medina.
Un dato revelador del carruaje es el sello internacional grabado en el eje de la rueda. "Esta marca demostraría la originalidad del carruaje, que posiblemente sea el sello del fabricante de carruajes", expresa el agente cultural.

OBJETOS.

El actual museo y ex cuartel militar atesora numerosos objetos de las guerras que atravesó el Paraguay.
Entre las piezas se encuentran espuelas y sables empleados en la Guerra del 70. También se guarda un mapa de la ciudad de Concepción, de la época de don Carlos Antonio López.
"El acervo del Museo creció gracias a las donaciones de descendientes de veteranos de la guerra", comenta Teófilo Medina.
Con respecto a la Guerra del Chaco, el museo recoge balas de cañón y de mortero. "Al terminar la contienda chaqueña, se realizó una ?recoluta′ (en guaraní, recolección), que significó acarrear todos los desechos de guerra, trasladándolos a este antiguo cuartel militar", relata el especialista.
Algunos militares repartieron entre sus familiares varios elementos obsoletos que estaban anteriormente en el cuartel, entre ellos, piezas explosivas. "Varias personas lo usaban como pie de olla, y al calentarse, reventaba. Más de un accidente ya ocasionaron estas bombas. Por suerte, ahora están desactivadas", indica Medina.

HALLAZGOS.

Tras unos viajes realizados al Chaco, también se rescató un mecanismo peculiar. "Luego de una excursión al Fortín Toledo (Chaco), encontramos casi intacto un dispositivo telegráfico, que pertenecía a la segunda línea de fortificaciones de Toledo. Estaba a la intemperie, semienterrado", comenta Medina.
Otro de los tantos objetos del Museo es un busto de Eusebio Ayala. "Esta escultura metálica estaba casi enterrada y olvidada en el depósito municipal", señala.
Y añade que "el busto habría pasado por varias intendencias coloradas, las cuales habrían dejado de lado la figura de Eusebio Ayala".

RECUPERACIÓN

El museo, de reciente data, se recuperó a través de un convenio entre la cooperación española y la Municipalidad de Concepción. "Se restauró respetando la estructura original de la construcción", comenta Teófilo Medina.
Indica, asimismo, que algunas tacuarillas del techo son de la época colonial. "Las columnas exteriores que sostienen el techo fueron cambiadas, porque los tirantes anteriores fueron dañados por el cupi′i (termitas)", sostiene.
Sin embargo, los sostenes originales siguen resguardándose en el museo. "Hay un horcón de casi 300 años", afirma el encargado cultural.

Mamá de quinceañera abre nuevo capítulo del caso Jhuguá Ñandú

(UH) Existen dudas sobre versión de la dueña de vivienda donde supuestamente estaba la prófuga Magna Meza. Parlamentarios escucharon in situ versión de policías, militares y del fiscal sobre el confuso enfrentamiento.

Tras escuchar la versión de los policías, militares y el fiscal Celso Morales, el senador Hugo Estigarribia salió a dudar de la veracidad de la denuncia de Rosa Gladys Giménez de Colmán.
El legislador sostuvo que hay "gato encerrado" en la declaración de la mujer ya que ante el Ministerio Público no reclamó ni denunció robo de sus pertenencias.
Giménez de Colmán es la madre de la quinceañera K.R.C. -cuya fiesta fue irrumpida el pasado 8 de mayo por los militares en Jhuguá Ñandú en búsqueda de la prófuga y miembro del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo, Magna Meza-.
La misma pidió a una comitiva de parlamentarios que el Estado la indemnice por los daños y robos sufridos durante el infructuoso allanamiento.
La mujer denunció ante el senador Estigarribia, presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara Alta, los diputados Óscar Denis y Luis Neumann y el gobernador de Concepción, Emilio Pavón, que los militares actuaron con prepotencia, robaron más de un millón de guaraníes y que hasta tomaron cerveza de la cantina que tenía en la dicha fiesta.
Para el senador existe la presunción de que Magna Meza pudo haber estado presente en el festejo de cumpleaños y que escapó minutos antes de la intervención, tal como afirman las informaciones militares.

IN SITU.

Custodiado por policías y militares, los parlamentarios llegaron ayer hasta la localidad norteña para escuchar la versión de los protagonistas del confuso enfrentamiento entre efectivos de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, además de las víctimas del allanamiento en la casa de la familia Colmán.
El enfrentamiento sucedió en propio predio de la subcomisaría de Jhuguá Ñandú (Colonia Jorge Sebastián Miranda).

DENUNCIA.

El supuesto ex miembro del EPP, Dionisio Olazar, llegó hasta los parlamentarios para denunciar que recibe amenazas del grupo de secuestradores porque informó a la Policía sobre el escondite del grupo subversivo.
Por su parte, el gobernador Pavón se mostró a favor de extender el periodo del estado de excepción a fin de militarizar la zona.

Lugo brindará un informe en Concepción

(ABC) El martes el presidente Fernando Lugo, el ministro del Interior Rafael Filizzola y los principales mandos de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional estarán en la ciudad de Concepción para participar de un acto público donde informarán sobre las tareas que realizó el Gobierno en ese departamento en el marco del estado de excepción.

El inicio de la reunión está marcado para las 8:00 horas en el local del Club Concepción. Según un reporte del Gobierno, el mismo día el Ejecutivo enviará al Congreso un informe sobre todas las acciones realizadas durante este periodo.

La página oficial ipparaguay adelantó el programa establecido para la ocasión. Señala que tras la entonación del Himno y la canción “Patria Querida”, se brindará “información sobre el desarrollo del operativo conjunto de las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional y la Senad a cargo del comandante operativo, general de Brigada Bartolomé Ramón Pineda”.

Luego el ministro del Interior, Rafael Filizzola, se referirá a los “aportes de la política de seguridad implementada, a la presencia del Estado en la región”.

Finalmente las palabras de cierre estarán a cargo del presidente Fernando Lugo “con testimonios de autoridades y representantes regionales y de ministros del Poder Ejecutivo sobre el proceso”.

21 may. 2010

Apoyan operativo en el Norte

(ABC) El titular de la Asociación Rural del Paraguay, Juan Néstor Núñez, dijo ayer que apoya la presencia de los militares en la zona de conflicto del Norte del país. Argumentó que durante el estado de excepción la delincuencia disminuyó y en algunos casos fue nula.

Núñez declaró que no se puede vivir todo el año con el estado de excepción, por lo que consideró recomendable modificar la Ley 1337/99 de “Defensa Nacional y Seguridad Interna” para que el presidente Fernando Lugo pueda con un decreto tener la potestad de disponer de la presencia de militares en zona de conflicto interno como la amenaza del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), que realiza secuestros y crímenes.
Dijo que la Policía Nacional está rebasada y solamente se soluciona con la presencia de militares. Manifestó que hasta el momento la ARP no tiene una postura oficial sobre la solicitud de una prórroga del estado de excepción, que concluye el lunes 24. Indicó que ese día se tomaría una decisión. Solicitó a los políticos que piensen en las personas que trabajan en el campo para tomar una decisión.

En Hugua Ñandu la Policía demostró su intolerancia a efectivos militares

(ABC) La Ley 1337 establece la opción de nombrar un comando único, entre militares y policías, en situaciones de excepción. Fernando Lugo aceptó mantener agrupaciones separadas y la orden de trabajar en forma coordinada no pasa de un sermón. Rafael Filizzola jugó un papel importante en favor de la Policía. El resultado se vio en Hugua Ñandu.

La Ley 1337 “De defensa nacional y de seguridad interna”, en el artículo 56, autoriza al Presidente de la República a utilizar en forma transitoria elementos de combate de las Fuerzas Armadas.

La normativa impone al titular del Poder Ejecutivo la conducción de las fuerzas militares y policiales afectadas al estado de excepción, señalando que “podrá designar un comandante de las operaciones de esas fuerzas”.

Agrega el artículo 56: “Tratándose de una forma excepcional, temporal y localizada, de empleo de elementos de combate, ella no incidirá en la doctrina, disciplina, cadena de mandos, organización, equipamiento y capacitación de las Fuerzas Armadas de la Nación, ni autorizará acciones fuera de la ley o que de alguna manera entorpezcan el regular funcionamiento de los poderes de Estado”.

La Ley 1337 dice: “El Presidente de la República podrá designar un comandante de las operaciones de esas fuerzas”.

En el caso del estado de excepción, que rige parcialmente en el territorio nacional, Fernando Lugo decidió mantener mandos separados en la fuerza pública. En el caso de Fuerzas Militares, se creó la Fuerza Operacional Conjunta, a cargo del general Bartolomé Pineda.

La Policía Nacional, por su parte, mantiene su estructura y nombró un coordinador, que es el comisario principal Victorino Martínez. La Fuerza Operacional Conjunta y la Policía Nacional integran la Operación Py’aguapy.

El grave error del Poder Ejecutivo fue mantener las fuerzas de seguridad del Estado sin mando único; la carencia de comando centralizado significa que cada una de ellas puede operar prescindiendo de la otra.

Sermón de Lugo

El sábado 24 de abril comenzó a regir el estado de excepción en los departamentos de Concepción, San Pedro, Amambay, Alto Paraguay y Presidente Hayes.

El alto mando policial y militar mantiene reuniones prácticamente diarias con Fernando Lugo; en cada una de esas oportunidades la orden era la misma: “Trabajen en conjunto, en forma coordinada”. Según los militares, resulta imposible coordinar acciones con la Policía Nacional y viceversa.

El sermón de Fernando Lugo no sirvió para nada y el resultado tenemos a la vista: el tiroteo mutuo en Hugua Ñandu, donde la Policía comenzó a disparar contra los militares, no es otra cosa sino reflejo de la falta de comando único.

Al decretarse el estado de excepción, la preocupación del alto mando policial giró en torno a impedir el nombramiento de un jefe militar como comandante de la fuerza pública. La Policía Nacional se niega a aceptar el mando militar, posibilidad que rechaza inclusive en forma transitoria.

Papel de Filizzola

Si bien el ministro Rafael Filizzola no se encontraba en el país en el momento en que se declaró el estado de excepción, el secretario de Estado jugó un papel importante para evitar la designación de un jefe militar como comandante de la fuerza pública.
Dado que la Ley 1337 no obliga expresamente a designar un comandante (dice “podrá”, no “deberá”) el mando policial logró su objetivo de seguir operando en forma independiente de los militares.
La Operación Py’aguapy está integrada por dos fuerzas, con comandos separados, que trabajan en paralelo, no en conjunto. Reflejo de la desconfianza mutua es que el general Bartolomé Pineda mintió en la noche del 8 de mayo al comisario Victorino Martínez sobre la operación que tendría lugar en Hugua Ñandu.

20 may. 2010

La Fiscalía no puede determinar aún si campamento en Arroyito es o no del EPP

El fiscal de Concepción, Federico Delfino, aseguró que el Ministerio Público todavía no puede determinar si el campamento hallado en la estancia Santa Adelia, en Arroyito, departamento de Concepción perteneció o no al autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

El agente fiscal sostuvo, sin embargo, que existen elementos que llaman la atención en el marco de las investigaciones, como la cercanía del campamento en relación a lugar donde presuntos integrantes del grupo armado asesinaron a cuatro personas el pasado 21 de abril.

"Todavía no podemos concluir si es del EPP. No podemos afirmar ni descontar esta hipótesis. Hemos levantado los datos. Vamos a analizarlos con lo que tenemos en la carpeta fiscal", dijo el funcionario, este jueves, en conversación con la 970 AM. "A nosotros nos llama la atención la ubicación", agregó.
Aseguró que ya recibió un informe policial en el que un obrajero de la zona sostiene que el campamento perteneció a un grupo de alambradores. Sostuvo que tomarán declaración a este hombre. "Son cosas que debemos analizarlas y agregarlos a nuestra carpeta fiscal", subrayó Delfino.
"Todos esos elementos nos van a ayudar a sacar conclusiones", reflexion.Efectivos militares que trabajan en Concepción hallaron este martes un nuevo campamento en la estancia Santa Adelia. En el lugar quedaron varios utensilios, carpas, pilas y residuos de alimentos enterrados. Los efectivos militares sostuvieron, en principio, que el sitio pudo haber sido utilizado en el secuestro de Luis Alberto Lindstron.

Los ganaderos piden que el Gobierno extienda el estado de excepción

Los pecuaristas locales sostuvieron ayer que con la medida aplicada en la zona norte del país, la ciudadanía siente mayor seguridad.

Por más que el objetivo de capturar a los miembros del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) haya fracasado, los productores admitieron que el estado de excepción en los 5 departamentos del norte del país debe extenderse, debido a que la gente de la zona siente mayor seguridad y el índice de delitos disminuyó por la presencia de las fuerzas policiales y militares, según destacó ayer Juan Néstor Núñez, presidente de la Asociación Rural del Paraguay (ARP).
“No se consiguió detener a las cabezas de este grupo criminal, pero existe una sensación de seguridad y eso es importante, las comunidades se sienten acompañadas y el índice de delincuencia en la zona se redujeron, por lo que es importante que permanezca el estado de excepción en la zona”, destacó Núñez.
El pecuarista resaltó que las fuerzas policiales fueron rebasadas, por ende fue muy importante la suma de los militares en la tarea. Agregó que estos últimos tal vez no cuenten con la logística necesaria para poder generar mayores resultados, pero se nota un cambio en el actuar de los pobladores.
Núñez destacó que dentro de este trabajo hace falta mayor coordinación para el logro de resultados positivos. Indicó que solo falta inteligencia entre los que llevan adelante el procedimiento.
“La policía se vio rebasada, por eso fue importante la presencia de los militares en la zona, pese a que no cuentan con la logística necesaria, ellos tienen que trabajar de forma inteligente para coordinar las labores, tiene que haber una sola cabeza, donde ambos grupos puedan seguir, porque al haber dos cabezas ya existen distintas formas de operar”, destacó.
En conferencia de prensa, brindada en el local del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), el productor dio a entender que aún el Gobierno central tiene oportunidad de rectificar su camino, ya que los primeros dos años de administración, fue un lapso donde la equivocación y la indecisión fue la característica principal en los actos de sus integrantes.
“Ojalá que estos tres años que faltan de gobierno se pueda rectificar, porque de lo contrario seguiremos empeorando, porque estos dos primeros años fue para el olvido, pero somos optimistas, tenemos esperanzas de que esto va cambiar y eso seguiremos esperando”, señaló.
Desde el 26 de abril rige el estado de excepción en cinco departamentos del norte del país, (Alto Paraguay, Presidente Hayes, Concepción, San Pedro y Amambay) que representan un tercio del territorio de Paraguay.

No suspenderán operativo de EEUU

Concepción.- Comunicado de la embajada norteamericana confirma el plan previsto para los próximos 22 y 23 de este mes en Concepción.

Ante los rumores de que el operativo que deben llevar a cabo militares norteamericanos, entre el 22 y 23 de este mes en Concepción, podría suspenderse, ayer la embajada de los EEUU en Paraguay, informó que el mismo sí se llevará a cabo bajo la denominación de operativo de asistencia medico-odontológica “Oñondivepa”.
Este operativo, que en un primer momento llevaba el nombre de “Medrete”, se llevará a cabo en la escuela 2.080 “Concepción Macedo de Denis” y el Liceo Nacional 10.662 “Cnel. Mongelós”, de la localidad de Roberto L. Petit, departamento de Concepción. La jornada de acción cívica humanitaria se desarrollará entre las 7:00 y 17:00, y se prevé la atención médica gratuita, en las especialidades de clínica general, odontología, pediatría, ginecología y oftalmología. Asimismo, se proporcionarán medicamentos, vacunas, desparasitación y orientación en el área de planificación familiar.
La acción cívica humanitaria está organizada por la embajada de los EEUU, bajo la dirección de Liliana Ayalde, a través de su Oficina de Cooperación de Defensa y la Guardia Nacional de Massachusetts de los EEUU, en coordinación con la Fuerza Aérea Paraguaya, informó ayer en un comunicado de prensa la legación diplomática norteamericana en Asunción.
Participarán del operativo “Oñondivepa”, 19 estadounidenses acompañados por aproximadamente 60 militares paraguayos entre médicos, enfermeros y ayudantes. El comunicado agrega que la representación diplomática proporcionará el apoyo logístico (medicamentos, suministros médicos, fondos para gastos de alimentación y combustible para el personal participante) y la Guardia Nacional de Massachusetts cooperará con 5 médicos y 2 asistentes administrativos estadounidenses. También participará personal de la Oficina de Asuntos Cívicos de la embajada norteamericana, quienes coordinarán el evento.
Las jornadas de atención médica y distribución de medicamentos totalmente gratuitos cuentan con el apoyo de la Gobernación y Municipalidad de Concepción, además del Ministerio de Salud y la Secretaría Nacional Antidroga (Senad) de Paraguay, refirió el informe de prensa. En cuanto a los objetivos, la embajada de Estados Unidos indicó que la acción cívica-humanitaria en Concepción, estipula el apoyo a la capacitación de los militares paraguayos en el tema de operaciones cívico- militares. Asimismo pretende facilitar la coordinación entre instituciones del Gobierno de Paraguay, y por último, colaborar con la administración pública en proveer servicios donde el mismo sea requerido.

Gran despliegue militar y policial en Concepción

El jefe de Comunicación, coronel Jorge Mieres, indicó a Radio UNO que desde tempranas horas de la madrugada de este jueves, realizan un despliegue militar y policial en la zona de Naranjaty y Ybyraty de Concepción. “Tenemos informaciones en busca de ciertas evidencias”, expresó el Militar.
Añadió que un importante contingente se movilizará en patrullas terrestres por la citada zona y contarán con el apoyo del helicóptero policial. Asimismo aseguró que continuarán con los retenes para identificar a las personas y detener a aquellas que tengan deudas con la justicia.

Cerro sería aguantadero del EPP

ARROYITO, departamento de Concepción (ABC)
Las fuerzas conjuntas sospechan que este cerro, denominado “Los Naranjos”, en la zona de Arroyito, es una base del EPP. Desde allí dominan todo a su alrededor. Está a 8.000 metros del lugar donde se produjo la masacre en la estancia Santa Adelia y a 3.000 metros de un nuevo campamento encontrado ayer. No se informó si planean un procedimiento en el sitio.

Efectivos militares hallaron ayer de tarde vestigios de lo que fue un campamento, en medio del monte de la estancia “Guaraní” de la localidad de Arroyito, distrito de Horqueta. El supuesto refugio fue localizado a ocho kilómetros del lugar don$de miembros del EPP asesinaron a balazos a cuatro trabajadores, entre ellos un policía, dentro de la hacienda “Santa Adelia”.
El supuesto campamento abandonado fue ubicado por agentes de las Fuerzas Armadas en medio de un espeso monte de la estancia “Guaraní”, propiedad del brasileño Fernando Castro Cunha, a 30 kilómetros de la Ruta V “General Bernardino Caballero”, que atraviesa el departamento de Concepción.
El refugio fue ubicado a ocho mil metros al oeste del sitio donde miembros del EPP acribillaron a un capataz, dos peones y un policía del puesto policial de Arroyito, el 21 de abril pasado dentro de la estancia “Santa Adelia”. En esa zona también existe un cerro llamado “Los Naranjos”, donde los investigadores creen podrían existir más guaridas de los criminales. A cuatro kilómetros del lugar de la masacre, fuerzas especiales de la Policía habían encontrado un campamento de los guerrilleros y hasta un stand de tiros con un improvisado blanco para práctica de disparos, en el asentamiento Núcleo 3.
El hallazgo del campamento fue comunicado ayer poco después de las 14:00, instantes después de que una comitiva encabezada por el fiscal Federico Delfino reinspeccionara otro campamento ubicado el martes dentro del establecimiento “Santa Adelia”, y que resultó ser de alambradores y no de los secuestradores, como intentaron hacer creer los efectivos militares.
La zona donde fue descubierto el refugio abandonado es de muy difícil acceso, ya que se encuentra en medio de un tupido monte y a unos 2.500 metros de uno de los senderos por donde transitan los peones de la hacienda “Guaraní”.

Semejanza

De acuerdo con las evidencias encontradas en el campamento, el fiscal Delfino no descarta que sea una guarida abandonada por la banda de secuestradores. En lo que queda del refugio apenas persisten algunos pequeños troncos de árboles, con los que se nota que se montó una carpa. También había fosas donde se enterraron algunos elementos de subsistencia.

Militares filtran datos

Elementos de las Fuerzas Armadas que participan de las incursiones en los montes de Arroyito y otras localidades de la zona Norte del país filtran algunas informaciones sobre sus procedimientos, pero solo a ciertos medios de prensa, pese a que pidieron a otros periodistas apostados a la cobertura del estado de excepción respetar el silencio de los responsables de la misión. Se supo que hoy se realizará una nueva incursión a primeras horas del día.

19 may. 2010

los caminos troncales requieren reparación

La situación del tramo Loreto-Paso Barreto y Loreto-Paso Horqueta en trayectos de 45 y 25 kilómetros, respectivamente, muestra un estado de abandono por parte del MOPC. Los transportistas reclaman obras.

Los caminos troncales en el departamento de Concepción presentan un avanzado estado de deterioro y causan inconvenientes a los transportistas que utilizan estas transitadas rutas. Hasta el momento, la respuesta del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) sigue siendo insuficiente.
Al mal estado de la ruta V antigua, Concepción-Horqueta, información que fue publicada en ediciones pasadas, se suma la situación de los tramos Loreto-Paso Barreto y Loreto-Paso Horqueta. Estos trayectos de 45 y 25 kilómetros, respectivamente, se hallan abandonados por el MOPC, ya que solo esporádicamente reciben perfilados con una motoniveladora.
TRABAJOS PENDIENTES.

De acuerdo con técnicos en la materia, estas dos vías precisan de un minucioso trabajo, consistente en la apertura de cunetas, colocación de tubos, ensanchamiento, levantamiento y compactación de la base, para que estos trayectos sirvan realmente como ocurría hace 20 ó 30 años atrás, época en que eran mejor cuidados.
Para ejemplo, este domingo se observó, a 5 km de Loreto, camino a Paso Horqueta, a un camión transportador de materiales de construcción que quedó atrapado en un lugar donde abunda arenal, con una base muy sensible. El conductor, que intentó esquivar el arenal, cayó en una profunda huella y perdió medio día para sacar su vehículo de transporte del lugar.

VÍAS TRANSITADAS.

Según los conductores que transitan en esta vía, el problema es común, especialmente en días lluviosos, ya que no existe tránsito para vehículos pesados.
Estas dos vías son caminos históricos que datan de mediados del siglo pasado.
Su buen mantenimiento siguió hasta la caída de la dictadura, hace más de 20 años, época en que existía la clausura. Sin embargo, desde la era democrática quedaron abandonados de parte de todos los gobiernos.
Otros trayectos en mal estado son Paso Barreto-José Félix López y Concepción-Vallemí, que eternamente no son transitables con cualquier cantidad de lluvia caída.

OBRAS HECHAS.


La ruta Concepción-Loreto también es otro trayecto crítico; sin embargo, el MOPC realizó un trabajo más efectivo en dos lugares más difíciles levantando la base y colocando tubos. De esta forma quedó en mejor estado, mientras los demás trayectos siguen intransitables y requieren de obras más duraderas, atendiendo que es una zona muy transitada y que soporta el paso de vehículos pesados.

Pobladores afirman que el EPP continúa en la Col. San Alfredo

COLONIA SAN ALFREDO, Concepción (ABC). El gobernador de Concepción, Emilio Pavón, recorrió ayer esta localidad tras la convocatoria de los pobladores, quienes aseguran que los miembros del EPP continúan ocultos en los montes aledaños, pero como nadie se anima a denunciarlos por miedo, decidieron manifestar sus inquietudes al mismo titular del Ejecutivo departamental.

Emilio Pavón ya había adelantado el lunes último que existían indicios de la permanencia de los delincuentes en la colonia San Alfredo. Ayer, tras su visita a la zona, confirmó la información en base a testimonios de lugareños con quienes se reunió.
“Los comentarios son que esas personas siguen por acá, pero nadie se anima a denunciarlas”, dijo el jefe departamental, quien recorrió varios puntos de San Alfredo para verificar el avance de obras sociales encaradas en la zona y a la vez visitó a pobladores del asentamiento “8 de Noviembre”, donde el 18 de enero pasado, un día después de la liberación de Fidel Zavala, fue vista una facción del grupo armado cruzando la calle y atravesando un monte con dirección presuntamente al río Paraguay, en su camino de huida.
Existe un temor generalizado en los pobladores de San Alfredo por la presunta presencia de los miembros del EPP.

Subcomisaría fue tomada a causa de disparos hechos por la Policía

La orden de operaciones Nº 4, con fecha 8 de mayo, fue firmada por el general Bartolomé Pineda. El documento detalla el operativo dirigido a detener a Magna Meza y no incluye ninguna acción contra la subcomisaría de Hugua Ñandu. La instrucción de inteligencia militar era: “No pasar enfrente a la comisaría”. Los militares no iniciaron una acción contra el puesto policial; respondieron al fuego iniciado por la Policía.

La orden de operaciones Nº 4 fue firmada por el general Bartolomé Pineda, comandante de la Fuerza Operacional Conjunta. El documento tiene fecha 8 de mayo y fue redactado al confirmarse la misión de detener a Magna Meza, esa noche, en la localidad de Hugua Ñandu.

El viernes 7, la oficina de inteligencia militar entregó la información de la posible presencia de Magna Meza en Hugua Ñandu; a lo largo del día hubo una serie de planeamientos y se infiltraron efectivos de inteligencia de la Fuerza Operacional Conjunta en la localidad.

A las 9 de mañana del sábado comenzaron a llegar los reportes de inteligencia, de Hugua Ñandu así como de Asunción. Desde la capital confirmaron la presencia probable de Magna Meza, dando luz verde para la planificación del operativo.

El alto mando de la Fuerza Operacional Conjunta se reunió a fin de ultimar detalles para ejecutar la misión de detener a la líder del Ejército del Pueblo Paraguayo. En la reunión estuvo ausente el general Néstor Quiñónez, comandante de la fuerza de tareas de la región Oriental.

El oficial superior viajó a Pedro Juan Caballero, a fin de acompañar intervenciones que pudieran localizar a los responsables del atentado contra el senador Roberto Acevedo; en su reemplazo estuvo su jefe de estado mayor, el coronel Pedro Francisco Olmedo.
Con el establecimiento del estado de excepción, el presidente Fernando Lugo tomó la decisión de crear dos fuerzas de tareas, una de ellas en la región Oriental, bajo el comando operacional del general Néstor Quiñónez. El general Quiñónez tiene como responsabilidad específica la implementación de los puntos de bloqueo.

Tropas de combate

El grupo de reacción de la Fuerza Operacional Conjunta está compuesto por 380 hombres, pertenecientes a tres agrupaciones: Destacamento Conjunto de Empleo Inmediato (DCEI), al mando del coronel Ramón Benítez; Tropas Especiales del Ejército, coronel Ramón Martínez, y Fuerza de Tareas Conjuntas, al mando del coronel Juvenal Benítez.

Cada una de estas unidades está integrada por efectivos militares con un alto grado de entrenamiento; la disciplina que rige en estas agrupaciones supera el promedio de personal militar.

La orden de operaciones Nº 4 estableció lo siguiente:
El DCEI, Equipo Alfa, recibió la misión de tomar la vivienda del cumpleaños, donde supuestamente estaría Magna Meza en la noche del sábado 8.
Tropas Especiales, Equipo Bravo, responsable de brindar seguridad al DCEI, estableciendo un perímetro cercano al sector de operaciones, y de copar el albergue Rebeca, donde estaría agrupado el anillo de seguridad de Magna Meza.

Fuerza de Tareas Conjuntas, Equipo Charlie, asignado a imponer un cerco sobre Hugua Ñandu, cubriendo el perímetro externo de las operaciones; todos los caminos debían ser cerrados por militares fuertemente armados.

Evitar comisaría

El primer informe de la oficina de inteligencia militar se recibió alrededor de las 11 horas del viernes 7 de mayo. Uno de los párrafos del reporte expresa: “Especial cuidado con la comisaría de Hugua Ñandu, se tiene confirmación de que los policías actúan de campana. No pasar enfrente”.

La orden de operaciones N º 4 se redactó siguiendo la premisa de evitar contacto con efectivos de la Policía Nacional, a tal punto que el mismo general Bartolomé Pineda mintió al comisario principal Victorino Martínez al decirle que la operación para detener a Magna Meza tendría lugar en la localidad de Isla Tujú.

Es más, el jefe militar se comunicó con el comisario Martínez recién a las 22 horas, cuando las columnas motorizadas ya hacía media hora que habían partido de Concepción, desde el Regimiento de Infantería Nº 10 “Sauce”.

La subcomisaría de Hugua Ñandu nunca fue un objetivo de los comandos ni siquiera estaba previsto tomar contacto visual ni de vigilancia: la oficina de inteligencia militar estableció la advertencia de mantener distancia de la Policía Nacional.

Los comandos asignados a tomar el albergue Rebeca pertenecían al Equipo Bravo, quienes se dirigieron directamente hasta la vivienda, que linda con una estación de servicio y tiene como fondo al patio de la comisaría.

El equipo Charlie se dividió en dos secciones: la primera ingresó al albergue por el frente, siguiendo el lado derecho de la construcción, tomando la mitad de la vivienda sin novedad; la segunda entró por el lado izquierdo y cuando estaba por rodear la casa, recibió descargas de ametralladoras.

Este es el momento en que se registra la balacera, con disparos que se iniciaron en la subcomisaría, tomando desprevenidos a los comandos militares; si la intención era tomar el puesto policial, se habrían previsto un cerco y perímetro de seguridad, lo que no sucedió porque no era un objetivo de la acción en curso.

Parte del Equipo Alfa, al percatarse de los disparos contra el Equipo Charlie, ingresó a la subcomisaría y sorprendió por detrás a los efectivos policiales, quienes fueron reducidos y desarmados. Recién allí cesó el nutrido fuego de fusilería contra los militares.

Mientras tanto, el coronel Ramón Benítez tomaba la vivienda donde se realizaba el cumpleaños sin novedad. El comandante del DCEI no participó de la acción que tuvo lugar en el albergue Rebeca y se mantuvo dentro del plan operativo, que era intentar tomar a Magna Meza.

Según oficiales de la oficina de inteligencia militar, Magna Meza estuvo en la noche del 8 de mayo en Hugua Ñandu y logró escapar, protegida por su anillo de seguridad.

Hallan un pequeño campamento que podría ser del EPP

ARROYITO, departamento de Concepción (ABC).
Un campamento fue hallado ayer de tarde dentro del predio de la estancia “Santa Adelia” de Arroyito, en el distrito de Horqueta. La precaria cabaña fue localizada a 3.500 metros del escondite anterior descubierto tras el asesinato de cuatro trabajadores a manos del grupo armado. Para los militares sería del EPP, aunque no se descarta que pertenezca a alambradores.


El campamento fue ubicado a ocho kilómetros del casco principal de la estancia “Santa Adelia” de esta localidad, y a 3.500 metros de la guarida y stand de tiros localizados el 22 de abril pasado, un día después de que militantes del Ejército del Pueblo Paraguayo hayan asesinado a balazos a un capataz, dos peones y un policía del puesto policial local, en el mismo bosque.
El hallazgo se produjo cerca de las 09:00, según los datos recabados, pero la comunicación sobre el descubrimiento fue materializada recién a las 20:00, dijo ayer el coronel Cayo Arréllaga, de Comunicación Social de las Fuerzas Armadas.
De acuerdo con la fuente, el campamento fue ubicado durante una patrulla de un grupo de militares. El procedimiento fue ejecutado unilateralmente por los castrenses, quienes una vez más no comunicaron la actuación a la Policía, como mandan las disposiciones empleadas en el marco de la operación conjunta “Py’aguapy” desplegada en vigencia del estado de excepción.
Tras ubicar el campamento, los intervinientes comunicaron del caso a los fiscales Alejo Vera y Federico Delfino. La precaria construcción está compuesta por una choza principal y otros dos pequeños albergues a 100 metros de distancia. En el lugar se hallaron algunos elementos aparentemente de uso de los ocupantes y justamente varios trozos de alambre, además de una gorra con la inscripción de Colombia.
Las chozas fueron recientemente montadas con carpas y soportes de postes de árboles. El punto donde fue localizado el campamento está ubicado a unos 300 metros del puente sobre el arroyo Cagatã, área donde justamente efectivos de las fuerzas especiales de la Policía incursionaron en más de una ocasión sin hallar rastros.
Las chozas están situadas a solo 15 metros del camino que atraviesa la estancia “Santa Adelia” y que sale en la Ruta III.

“No podemos asegurar que sea del EPP”

El coronel Arréllaga dijo anoche que no pueden asegurar que se trate de una guarida del EPP, pero que la investigación para determinar a quién pertenece está a cargo de la Fiscalía.
“Nosotros encontramos el campamento durante una patrulla. La Fiscalía revelará si es o no del EPP”, sostuvo el oficial.

De alambradores

De acuerdo con el estilo de la construcción, el campamento no sería de los secuestradores, sino más bien de alambradores que trabajan en la zona.

18 may. 2010

Médicos norteamericanos en Concepción

CONCEPCION (ABC). Médicos norteamericanos asistirán este fin de semana a pobladores de comunidades aisladas de Concepción, en el marco de la operación “Oñondivepa”, que cuenta con el respaldo de la Embajada americana en nuestro país, la Fuerza Aérea Paraguaya, la Policía Nacional y el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social.

Una de las comunidades beneficiadas será la colonia Roberto L. Petit, que cuenta con unos 1.000 habitantes aproximadamente y se encuentra a unos 35 kilómetros al norte de la capital del primer departamento.
Al respecto, Clayton Curtis, director de Asuntos Civiles y Acciones Humanitarias de la Embajada de los Estados Unidos, declaró ayer tras una reunión con el gobernador local, Emilio Pavón Doldán, que la acción médica cívica contará con los servicios de clínica general, odontología, vacunación, planificación familiar, pediatría, ginecología, oftalmología y distribución gratuita de medicamentos.
Asimismo, se contará con un representante del Registro Civil y del Senepa, según explicó el vocero de la Embajada americana.
“Cinco profesionales de los Estados Unidos participarán de la operación que se desarrollará en dos escuelas del lugar”, explicó Clayton Curtis. El funcionario extranjero señaló que la Gobernación de Concepción proveerá combustible, mientras que las Fuerzas Militares proveerán médicos y la Policía Nacional será la encargada de la seguridad en la zona durante el operativo .
Curtis agregó que la Primera Región Sanitaria también enviará a un grupo de médicos y enfermeras, completando un plantel importante de profesionales que asistirán a los pobladores.
La cooperación americana en este departamento, intervenido ante el acoso de la organización criminal autodenominada Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), hace suponer que más adelante podrían concretarse apoyos operativos de efectivos de la Armada americana para incursiones en busca de los delincuentes.

Gobernador de Concepción sugiere que continúe el estado de excepción

Concepción. (ABC)
El gobernador del departamento de Concepción, Emilio Pavón Doldán (PLRA), sugirió ayer la ampliación de la vigencia del estado de excepción en el Norte del país, ante el fracaso de las fuerzas conjuntas que buscan a los miembros del EPP. El titular del Ejecutivo departamental dijo que está preocupado porque no son capturados los secuestradores.

El gobernador del primer departamento señaló ayer en la sede de la Gobernación que impulsará la ampliación del periodo del estado de excepción, ya que hasta ahora las fuerzas de seguridad que ejecutan la misión “Py’aguapy” no obtuvieron resultados y siguen siendo burlados por los militantes del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).
Pavón Doldán aseguró que se encuentra preocupado porque no fueron capturados los guerrilleros, quienes se presume permanecen ocultos en los montes de la región.

“Es una preocupación de todos. Esperamos que estos grupos especiales obtengan resultados positivos en cuanto a la captura de los miembros del EPP”, señaló al ser consultado sobre el tema.

El estado de excepción expira el lunes 24 de mayo, hasta cuando tienen tiempo las fuerzas conjuntas aliadas (policías y militares) para efectuar procedimientos prácticamente sin restricciones en procura de concretar la detención de los subversivos.

“Nosotros queremos que se siga haciendo el trabajo, que se acompañe, porque tenemos miedo”, agregó.

Hasta ahora, pese a la movilización de más de 3.000 hombres y las patrullas del helicóptero policial Robinson, que cuenta con sensor térmico, no se pudo localizar a los secuestradores en los montes del primer departamento.
En cuanto al tiempo de trabajo de las tropas y los escasos resultados obtenidos, Emilio Pavón se mostró cauteloso al opinar sobre el futuro de la misión, y no se arriesgó a vaticinar sobre la eficacia de los procedimiento.
“Vamos a ver qué pasa esta semana”, dijo el gobernador liberal, aunque insinuó que ya se torna limitado el periodo de acción para las fuerzas.

Emilio Pavón añadió que los gobernadores de los cinco departamentos afectados por el estado de excepción deben entregar sus informes al Presidente de la República y que luego de ello se decidirá si se amplía el plazo de vigencia de la misión.

Sin embargo, adelantó que los responsables del operativo “Py’aguapy” que se ejecuta también en Concepción no le comunican sobre los procedimientos a realizarse y prácticamente no mantiene contacto con los oficiales superiores de la Policía y las Fuerzas Armadas, desde la implementación de la medida.

Indicios de permanencia

El gobernador de Concepción anunció que hoy visitará la colonia San Alfredo, donde un peón de la estancia “San Fernando”, propiedad de un tío de Fidel Zavala, denunció falsamente el martes último que fue asaltado en un retiro por cinco miembros del EPP. Al día siguiente el retirero había admitido que inventó el hecho y fue imputado y remitido a la cárcel regional. Pero hay indicios de la permanencia del grupo armado en los montes de la zona. De hecho, el 18 de enero pasado, un día después de la liberación de Fidel Zavala, una facción del grupo subversivo fue visto atravesando un bosque de la colonia San Alfredo, en su huida hacia el río Paraguay. “Vamos a ir a hablar con la gente de San Alfredo. Hay información de que continúan cerca”, dijo el político en alusión a la presencia de guerrilleros en dicha localidad.

17 may. 2010

Hospital Regional contará con equipo de mamografía

Concepción.- (UH)
La Gobernación de Concepción donó un equipo de mamografía al hospital Regional. El costo orilla los 49.000 dólares y servirá a miles de mujeres del departamento.


La administración actual de la Gobernación incluyó dentro de su presupuesto la adquisición del moderno equipo tailandés tipo "Alpha S.T" que tuvo un costo de 230 millones de guaraníes adjudicado a la empresa Vipal SA, previa llamada a licitación pública.
El equipo ya está instalado en el Hospital Regional de Concepción, en una sala preparada para tal menester y entrará a funcionar dentro de pocos días. Es un equipo muy sofisticado que ayudará al médico a realizar estudios más complejos, según dijo Brígido García, técnico radiólogo.
El doctor José Modesto Araújo, director de la Primera Región Sanitaria, señaló que la importancia del equipo radica en que Concepción es el primer departamento del país que ofrecerá a todas las mujeres de 35 años en adelante, la posibilidad de hacer el estudio de mamografía en forma gratuita.
Es en el afán de prevenir el cáncer de mamá, que, a su criterio, es la enfermedad que más problemas causa a la población femenina.

Vandalismo contra tendido de la ANDE

La Administración Nacional de Electricidad (ANDE) informó anoche que hechos de vandalismo contra su tendido de alta tensión dejaron fuera de servicio la línea Horqueta-Concepción por varias horas.
El corte se produjo desde las 16:58 y se normalizó a las 21:17, aunque se buscó alimentar la zona con otras terminales.
Los aisladores fueron reventados o atacados a tiros en la zona de Belén, distante unos 20 kilómetros de Horqueta sobre el ramal que conduce a Concepción dijeron voceros de ANDE.

Ex miembro de la OCN sigue operando en el Norte, dice Policía

(ABC) Los investigadores policiales aseguran que el ex hombre fuerte de la Organización Campesina del Norte (OCN), Alejandro Ramos, se encuentra en la zona de Horqueta y se ha convertido en el vocero del EPP.

Ramos es considerado uno de los hombres claves dentro del EPP por su trabajo en la captación y preparación de los futuros integrantes de la banda terrorista, utilizando como pantalla la organización campesina. En este trabajo también presuntamente lo acompañaban José Villalba y Casildo López.
Según los investigadores policiales, Ramos inclusive no salió de la zona de Ybyraty, distrito de Horqueta, en donde la mayoría de los habitantes lo consideran una persona servicial que siempre acompañó la lucha campesina. En esa misma compañía mantuvo oculto a integrantes del grupo armado hasta que fueron descubiertos tras robar un animal vacuno de un ganadero de la zona.
Los datos dan cuenta de que Lourdes Ramírez de Ramos, esposa de Alejandro, prófuga y con orden de captura, tuvo un hijo en la clandestinidad y que estaría también por la zona.
Alegando Ramos cayó preso en el 2006 junto con un hermano de Manuel Cristaldo Mieres al igual que Liliana y Rosa Villalba e Isidoro Bazán, hoy presidente de la OCN, en la zona de Paso Bravo transportando municiones y víveres.

Hay temor en Paso Barreto por descuido de la seguridad

PASO BARRETO, departamento de Concepción (ABC). El presidente de la Junta Comunal de Vecinos de Paso Barreto criticó a las fuerzas públicas porque las incursiones en dicha localidad fueron nulas desde la liberación de Fidel Zavala. Las tropas desplegadas en el marco del estado de excepción descuidaron a la comunidad, considerada una zona de tránsito de los insurgentes de EPP, pese a las sospechas de que continúan en el área.

Luis Alberto Cristaldo Arce (37), titular de la Junta Comunal de esta localidad, dijo ayer que desde el secuestro de Fidel Zavala, ocurrido el 15 de octubre de 2009, el pueblo cambió por completo. “Antes éramos un pueblo tranquilo, que luchaba por desarrollarse. Pero desde que ocurrió el secuestro del señor Zavala todo cambió, porque la gente se quedó con miedo”, dijo el presidente de la Junta Comunal de Vecinos, quien se acreditó dicho cargo tras ser electo mediante una votación. Cristaldo Arce recordó que antes del plagio de Zavala, perpetrado por miembros del EPP en la estancia “Doña Mabel”, la comunidad no contaba con patrulleras, el único puesto de salud no tenía profesionales y la asistencia de la Gobernación era nula. Sin embargo, tras el asalto del EPP al establecimiento ganadero y secuestro del estanciero Zavala, el Gobierno centró su atención en la comunidad de 3.500 habitantes. “Durante los días que Zavala estuvo secuestrado, los policías sitiaron nuestra comunidad y por lo menos se logró disminuir algunos delitos comunes, como el abigeato”, refirió Cristaldo Arce, quien ejerce un papel similar al de intendente, pese a que Paso Barreto aún no fue reconocida como distrito, aunque desde este fin de año podría adquirir la categoría de ciudad. El hombre agregó que “cuando fue liberado Zavala, todo el pueblo fue una fiesta, porque el señor era uno de los más generosos de la zona y ayudaba a muchas familias a quienes daba trabajo”. Sin embargo, una vez que los secuestradores liberaron a su víctima, la comunidad aguardaba una acción efectiva y certera de las fuerzas de seguridad en busca de los guerrilleros. “Pensamos que iban a entrar a los montes detrás de ellos, porque estábamos seguros que los miembros de esta banda iban a ser capturados. Al menos esas fueron las promesas de los policías que estuvieron por aquí durante esa época”, sostuvo el presidente de la Junta Comunal de Vecinos. Pero como las tropas estatales se conformaron con la liberación y no reaccionaron para detener a los subversivos, los habitantes de Paso Barreto se sintieron defraudados y desilusionados. Hoy, a cuatro meses de la liberación de Fidel Zavala, los moradores de Paso Barreto se encuentran temerosos de un eventual golpe de la banda. Luis Alberto Cristaldo Arce cuestionó en otro momento a los responsables de los operativos “Triángulo” y “Sombra”, quienes sitiaron Paso Barreto durante el plagio de Zavala, pero se marcharon de la zona tras la liberación, eso demuestra que no le importamos a nadie, aseguró el hombre.

Ataque se originó en la comisaría

Hugua Ñandu, Concepción.- (ABC) A las 22:00 del domingo 9 de mayo pasado, el general Bartolomé Pineda, comandante de la Fuerza Operacional Conjunta, se comunicó vía telefónica con el comisario principal Victorino Martínez, responsable del contingente policial que integra la Operación “Py’aguapy”.

Le informó de una operación militar en curso, con el objetivo de detener a Magna Meza. El comisario Martínez interrogó el sitio de la incursión y el general Pineda respondió: “Los comandos se dirigen al sector de Isla Tuya”, dando una falsa ubicación al jefe policial.
La fuerza de tareas se dividió en tres grupos:
Equipo Alfa: integrado por 44 efectivos, transportados en cinco camionetas y dos vehículos pesados. Objetivo: ejercer una acción directa sobre la vivienda donde Magna Meza estaría presente.
Equipo Bravo: integrado por 42 efectivos, divididos en tres secciones de 12 hombres cada uno, transportados en tres camionetas livianas y dos vehículos pesados. Objetivo: tomar el albergue Rebeca, donde estarían miembros de seguridad del EPP.

Equipo Charlie: integrado por 107 hombres, transportados en cuatro camionetas y 10 vehículos pesados. Objetivo: establecer un perímetro de seguridad externo, cubriendo todos los caminos que rodean a Hugua Ñandu.
Cada 70 metros hombres fuertemente armados debían impedir toda entrada y salida a la ciudad. La dotación estaba acompañada de una ambulancia, con personal médico; en Concepción se tenían en apresto dos helicópteros, uno artillado y otro ambulancia, así como un avión Cessna 206, donde se instaló una repetidora radial, para asegurar la comunicación de los comandos.

La balacera

La fuerza de tareas llegó a Hugua Ñandu desde Paso Mbutu, luego de pasar Horqueta. Al entrar en la ciudad, los equipos Alfa y Bravo debían girar a la derecha en la estación de servicio que se encuentra en la misma entrada. El camino conduce directo a la vivienda del cumpleaños. La columna motorizada avanzaba a 120 kilómetros por hora, desafiando el camino de tierra.
Al llegar a la estación de servicio, los vehículos pesados de Alfa pasan de largo y no giran a la derecha, como estaba planeado. Pasan raudamente frente a la comisaría de Hugua Ñandu y allí los conductores perciben el error. Se detienen a unos 80 metros, para retomar el paso. Una sección del equipo Bravo estaciona frente al bar Rebeca, tal como estaba previsto. Los comandos se abren en dos columnas, una ingresa por el costado derecho de la vivienda y la otra atraviesa un patio baldío, por la izquierda. Luego de ingresar unos 15 metros, el oficial de la sección izquierda escuchó el característico sonido metálico de un arma cuando se carga e inmediatamente el primer disparo, probablemente de una pistola. Lo que vino después fue el infierno: “Dispararon ráfagas consecutivas. Eran fusiles ametralladoras. Nos tiramos al piso y nos cubrimos donde podíamos porque tiraban a matar”. Un oficial al que entrevistamos recordó que los disparos venían desde la derecha de la casa, de un sitio ligeramente elevado a causa de un talud, cubierto por una vegetación abundante.Tenía mi casco de kevlar y puse mi cabeza apuntando hacia el lugar de donde venían las ráfagas de ametralladoras, esperando que me sirviera de protección por si alguna bala me alcanzaba”, dijo otro. El oficial al mando, al comprobar que los disparos venían del fondo de la comisaría, gritó tres veces: “¡Fuerzas Armadas! ¡Fuerza amiga! No disparen!”. La identificación no sirvió de mucho, puesto que los disparos no cesaron.
Allí responden los militares al fuego hostil, con la precaución de hacerlo por encima de la altura de una persona, para evitar una masacre.

Rodean la comisaría

Mientras tanto, los dos vehículos pesados del equipo Alfa que pasaron de largo la estación de servicio, quedan frente a la comisaría al notar el nutrido fuego dirigido hacia sus compañeros.
Ingresan velozmente el patio y sorprenden a los policías, que estaban vestidos de civil. Al verse rodeados, los agentes de la comisaría de Hugua Ñandu suspenden los disparos, fueron desarmados e inmovilizados en el piso. En ese momento, los comandos militares no sabían si tenían enfrente a policías o al anillo de seguridad de Magna Meza. El intercambio de disparos fue breve, pero nutrido. En el piso de la comisaría quedaron vainillas servidas de las armas de los policías, así como rastros de los proyectiles militares que habían impactado en diversos puntos. Según informaciones de inteligencia militar, que fueron chequeadas con versiones de informantes, Magna Meza estuvo en Hugua Ñandu en la noche del sábado 8 de mayo. El incidente causado por los policías permitió a la miembro del Ejército del Pueblo Paraguayo escapar en motos, con la ayuda de su anillo de seguridad, según la versión de los oficiales militares.

Inédito relato del choque de fuerzas en Hugua Ñandu

Hugua Ñandú, Concepción.- (ABC) En la noche del sábado 8 de mayo, policías y militares intercambiaron disparos en Hugua Ñandu. El Ministerio del Interior y la Policía Nacional presentaron el incidente como un atropello. Fuerzas Militares se llamó a silencio. Según entrevistas a efectivos que participaron de la Operación Nº 4 y documentos confidenciales a los que accedimos, los militares sostienen que fueron atacados por la Policía y que Magna Meza huyó del lugar por la confusión.

El viernes 7 de mayo, poco antes del mediodía, la oficina de inteligencia militar envió un reporte urgente a la fuerza de tareas instalada en la 4ª División de Infantería, Concepción. Llovía intensamente ese día en la ciudad. El documento confidencial señalaba que Magna Meza estaría en la localidad de Hugua Ñandu, en la noche del sábado 8 de mayo, en el festejo de cumpleaños de un hijo suyo. El informe cumplió el protocolo de verificación, análisis y control cruzado de datos.
Desde Asunción, inteligencia militar adjuntó un croquis del sitio donde tendría lugar el festejo junto con una imagen satelital. El punto de referencia era la estancia La Blanca, debido a que la vivienda donde tendría lugar el cumpleaños se encontraba a mil metros del establecimiento.
El informe tenía una observación: “Especial cuidado con la comisaría de Hugua Ñandu, se tiene confirmación de que los policías actúan de campana. No pasar enfrente”.
En la siesta del mismo día, el estado mayor de la Fuerza Operacional Conjunta mantuvo una reunión. Objetivo: definir acciones militares ante el informe de inteligencia.
Se resolvió infiltrar efectivos de inteligencia en Hugua Ñandu y realizar un control cruzado de datos, con grupos que ya estaban operando en el sector.
A las 16:00 llegó un segundo reporte de la oficina de inteligencia militar. El informe daba cuenta de que Magna Meza podría estar en Guarambaré o en Quiindy, pero realizaba la aclaración de que no existió confirmación y que el dato podría ser un elemento distractor, a fin de dispersar esfuerzos en el seguimiento.
Ese mismo día, a las 18:00 horas, la oficina de inteligencia militar comunicó telefónicamente que no consideraba válido el informe de que Magna Meza pudiera estar en una de esas localidades y que la alerta de su presencia en Hugua Ñandu se mantenía.
Desde Asunción comunican que la información es confiable, dando luz verde a la opción de implementar una operación militar para detener a la terrorista del Ejército del Pueblo Paraguayo.

Planificación de la operación

El sábado 8 de mayo la lluvia apenas dio un respiro al norte del país. La precipitación seguía en forma intermitente y los caminos se encontraban anegados. Esa mañana el efectivo de inteligencia de la Fuerza Operacional Conjunta se instaló en Hugua Ñandu.
Ese día se dedicó a la planificación de una operación militar, teniendo como escenario la presencia de Magna Meza en la vivienda de Yamil Rojas, lindante con el club de lazo de Hugua Ñandu, predio perteneciente a la misma familia.
El sitio inicialmente previsto para el festejo se encuentra a 80 metros de la comisaría policial, sobre la misma calle.
La planificación se realiza sobre la base de establecer dos grupos de operaciones: el primero, responsable de ingresar en la vivienda de la familia Rojas; el segundo, con la misión de cercar el bar La Coloniera, donde según la información de inteligencia, estarían entre cinco y siete miembros de la seguridad de Magna Meza.
Otros dos grupos tendrían la responsabilidad de establecer perímetros: el primero, alrededor de los grupos de combate; y el segundo, con la tarea de cercar por completo Hugua Ñandu, con hombres cada 70 metros en los caminos de la colonia.
A las 09:30 del sábado, el efectivo infiltrado se comunica con la Fuerza Operacional Conjunta, confirma que el cumpleaños se llevará a cabo en la casa de la familia Rojas, pero aclara que será de una joven de 15 años, no de una criatura.
A las 13:00, nuevo contacto con el oficial infiltrado: informa que la celebración tendrá lugar dentro del predio del club de lazo. Esta nueva información obligó a cambiar parte de la planificación de operaciones, debido a que un pequeño monte linda con el club, lo que facilitaría la fuga de los delincuentes.
A las 16:00 nueva llamada de inteligencia en Hugua Ñandu: se cambió el sitio de festejo. Los padres de la quinceañera, la profesora Rosa Gladys Giménez y el suboficial de Policía Fermín Colmán, recibirían a los invitados en su casa.
Informó que el anillo de seguridad de Magna estaría en el albergue Rebeca, pegado al bar La Coloniera y que serían entre cinco y siete hombres armados; advierte sobre la posibilidad de enfrentamiento.
Los planes iniciales cambiaron y la vivienda del suboficial de Policía se convirtió en objetivo principal de la Fuerza Operacional Conjunta.

16 may. 2010

La Policía cree que Ramos fue el que llamó a las radios

Hugua Ñandú, Concpción.- (UH) El que fuera dirigente de la Organización Campesina del Norte (OCN), Alejandro Ramos, sería el vocero del Ejército del Pueblo Paraguayo, según los investigadores de la Policía.

Los mismos indicaron que la persona que llamó días pasados en los diferentes medios de comunicación adjudicándose el asesinato de cuatro personas en la estancia Santa Adelia, sería este dirigente que se unió efectivamente al grupo desde agosto del año pasado cuando en su propiedad fue descubierto un campamento del EPP. "La persona que llamó a la radio tiene una voz muy parecida a la de Ramos y además los términos utilizados son similares a los escritos encontrados en el campamento", explicó uno de los allegados a la investigación en procura de dar con el paradero de los miembros del grupo delictivo.
Según nuestra fuente, Alejandro Ramos no es un combatiente del grupo, sino una persona muy cercana que desde hace mucho tiempo estuvo en la parte de captación y formación de nuevos adherentes a través de las organizaciones y ahora se ha convertido en el vocero del grupo.

INSTRUCTOR.

En la cadena de mando dentro del Ejército del Pueblo Paraguayo a Alejandro Ramos se lo considera como uno de los formadores e instructores de nuevos soldados que tratan de captar aprovechándose de la pobreza y falta de educación de los mismos al momento del reclutamiento.
Por el momento, las autoridades responsables de la búsqueda no pueden dar con el paradero de Manuel Cristaldo Mieres, Osvaldo Villalba, Magna Meza, Alejandro Ramos, Isaac Burgos y otros.
Los constantes roces existentes entre los miembros de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional no han hecho otra cosa más que facilitar que los miembros operativos del EPP sigan manteniéndose en la clandestinidad.
Luego del incidente que tuvieron los militares y policías, cuando los primeros intervinieron en la subcomisaría de Jhuguá Ñandú, las incursiones han mermado notablemente.
Tanto militares y policías desde ese entonces trabajan cada uno por su lado y los resultados que se esperan en materia de aprehensiones de los cabecillas cada vez se ven más difíciles.
Solamente cortes de rutas donde se realizan controles de documentos de personas y de vehículos es lo que se realiza, pero tanto militares como policías, cada uno por su lado.

Carencias se acentúan ante ausencia del Estado

Concepción.- (ABC) Localidades de los departamentos de Concepción y San Pedro reclaman inversión social para tratar de superar los déficits en materia de caminos, salud y educación. Hasta el momento no ven resultados.

Pobladores y autoridades de los departamentos de Concepción y San Pedro se encuentran desesperados porque hasta ahora el Gobierno no ha cumplido con su promesa de invertir en la parte social como salud, educación y en obras viales.
Especialmente en estos departamentos existen lugares y zonas aisladas y consecuentemente en total abandono del Estado. A 20 días de la vigencia del estado de excepción, nada se ha hecho y en los dos departamentos se siguen teniendo caminos intransitables, puestos de salud sin remedios y hasta sin profesionales médicos y la inseguridad aún persiste. En las reuniones mantenidas por el presidente de la República Fernando Lugo con las autoridades de la zona y los ministros de las carteras afectadas se coordinó llevar adelante este trabajo, pero hasta el momento todo quedó en papeles y nada se ha hecho.

CAMINOS EN MAL ESTADO.

Uno de los problemas es la falta de mantenimiento de los caminos vecinales que afectan a los productores de la zona que ya no pueden sacar sus productos hasta los centros de comercialización. Asimismo, en el departamento de Concepción, cuando hay lluvias, los pobladores de Vallemí, Puentesiño y otros quedan semanas enteras aislados, porque el transporte de pasajeros que cubre el trayecto no puede trabajar por el pésimo estado de los caminos. La anterior ruta V Bernardino Caballero tiene un trayecto de 44 kilómetros, de Concepción a Horqueta, está en calamitoso estado. El Gobierno se olvidó de las más de mil familias que viven en las comunidades ubicadas en esta zona. Incluso, alumnos de una institución educativa salieron a la ruta pidiendo la reparación. En la comunidad de Peguahó Loma existe un puesto sanitario donde hay solo carencia, que debe administrar una sola enfermera, que a la vez debe atender a tres comunidades. Los caminos Loreto-Paso Barreto, Jorge Sebastián Miranda y Puentesiño están en pésimo estado. La vía Loreto-Paso Horqueta está abandonada.

URGENTE REPARACIÓN.


Si bien en un principio existía cierta esperanza de los pobladores que este estado de excepción también beneficie a las comunidades que viven desde hace años en el abandono y que no solamente sea una especie de "invasión" de militares y policías buscando a los miembros del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), la gente ya piensa de otra manera y reclama una urgente inversión al Gobierno en la parte social. "Nosotros como agricultores y productores vimos con muy buenos ojos la decisión del Gobierno de declarar estado de excepción en Concepción porque estábamos muy abandonados, pero desde el inicio habíamos pedido que también se mire la parte social, la pobreza", señaló Cesar Jara, vecino de Arroyito.

Universidad de Concepción habilitará sede en Horqueta

HORQUETA (Freddy Rojas Martínez, corresponsal). La Universidad Nacional de Concepción, UNC, contará con su propia sede en esta ciudad. La nueva sede será construida en un terreno de 3.500 metros cuadrados, donado por la municipalidad, y que está ubicado en el barrio San Antonio, sobre la calle Capitán Sosa.

El vicerrector de la UNC, Dr. Luis Gilberto Romero, señaló que el tercer aniversario de la universidad, que se recordó el pasado lunes 3 de mayo, sorprende a la institución con este proyecto, para el que serán destinados en un principio unos G. 400 millones con una proyección de crecimiento para el próximo año.
Informó que el 20 de mayo próximo se dará apertura a la licitación pública a nivel nacional, que deberá definirse en diez días, adjudicándose la obra a la empresa que brinde más ventajas económicas. Dijo que los trabajos deberán culminar en ciento veinte días, para inaugurarla entre octubre y noviembre del presente año.
Explicó que por ahora la infraestructura local de la UNC contará con oficinas y pabellones para las carreras de Administración Agropecuaria y Ciencias Contables, a las que ingresaron el 4 de marzo pasado 49 y 60 jóvenes respectivamente. Dijo que la infraestructura crecerá en los próximos años con otras carreras a ser habilitadas y agradeció a las autoridades municipales por la donación del terreno.

Localidades aisladas por caminos en pésimas condiciones, en Concepción

CONCEPCION (ABC).
Varios caminos del departamento de Concepción están en pésimas condiciones tras las últimas lluvias registradas y por la falta de interés de las autoridades. Pobladores se ingenian para poder mejorar las zonas intransitables y de esa manera garantizar la circulación de vehículos.


Durante un recorrido realizado por un equipo periodístico de este diario se pudo comprobar que varios caminos vecinales del departamento de Concepción se encuentran en deplorable estado. El tramo de 90 kilómetros que une Hugua Ñandu con Puentesiño presenta un estado calamitoso; en varios sectores la ruta se encuentra “cortada”, actualmente realizar ese trayecto dura varias horas.
Otro camino que se encuentra prácticamente intransitable es el que va desde el lugar conocido como cruce La Blanca y llega hasta Paso Barreto. La distancia es de 28 kilómetros y luego de las últimas precipitaciones registradas en la zona el tramo se ha deteriorado bastante, lo que impide la circulación de vehículos particulares y de transporte público, aislando parcialmente a varias comunidades.
Algunos pobladores de Paso Barreto iniciaron el arreglo del tramo debido a que las autoridades locales y nacionales no han demostrado interés en solucionar el inconveniente que aísla principalmente a los pobladores de la localidad de Isla Tuju. Los madereros y ganaderos de la zona han colaborado bastante para que los trabajos se estén realizando.
Bruno Piccinini indicó que desde hace ocho meses que en el referido trayecto no ingresan maquinarias del Ministerio de Obras Públicas ni de la Gobernación para realizar trabajos de mantenimiento. “Hemos recurrido a instituciones como el MOPC y la Gobernación para que se trabaje en el mejoramiento del camino; incluso se les iba a proporcionar combustible y viático por si necesitaban, pero nunca nos hicieron caso”, explicó.
Los casi 200 milímetros de lluvia registrados en la última semana en la región provocaron el desborde del río Aquidabán en Paso Horqueta, 46 kilómetros al norte de la capital departamental. El agua ha impedido llegar hasta el puente de madera ubicado sobre el río, ya que ha sobrepasado la ruta que conduce a la pasarela.

JEFE MILITAR CATALOGA DE “INFANTIL” ACTITUD DE AGENTES DEL ORDEN EN LA BASE AEREA

CONCEPCION (ABC).
Cada vez resalta más la desconfianza existente entre policías y militares que participan del operativo conjunto “Py’aguapy” para capturar a los miembros del EPP. Ayer el titular de la base aérea de Concepción calificó de “infantil” la actitud de los agentes de retirar su helicóptero tras negarse a ser controlados en la entrada.


El coronel Arístides Domínguez, comandante de la base aérea de esta ciudad, dijo que le pareció “infantil” la forma en que se comportaron los agentes policiales que el viernes último trajeron a los pilotos españoles que operan el helicóptero rastreador “Robinson” de la Policía Nacional.
“Ellos llegaron en una patrullera. En la entrada les detuvieron los guardias para controlarles, por lo que aparentemente se enojaron”, señaló Domínguez.
“Esos efectivos militares solo cumplían con su trabajo y, en vez de colaborar, los policías se enojaron; no entiendo por qué”, agregó.
El jefe militar recordó que ante tal situación, los pilotos españoles optaron por bajar del móvil policial y caminar hasta donde estaba la nave, pero los agentes permanecieron en la entrada y reprocharon a los militares el hecho de que supuestamente no cooperen en una misión que es conjunta. Posteriormente, se retiraron del sitio y elaboraron un memorándum explicando lo acontecido.
A raíz del incidente y alegando una supuesta “orden superior”, el helicóptero fue sacado de la base militar y depositado en la cancha del Club de Oficiales de la Policía, en Concepción. Esta determinación habría provenido del Crio. Gral. Victorino Martínez, jefe de servicio de las tareas conjuntas de la Policía Nacional en la Región Oriental y representante ante los militares.

Intentan ocultar información

Tanto oficiales superiores de la Policía Nacional como de las Fuerzas Armadas que fueron consultados sobre el incidente intentaron ocultar lo que pasó en la base aérea de Concepción.
Sin embargo, la cautela con la que se manejó la información hace suponer que representantes de ambas fuerzas intentaron evitar recrudecer las tensas relaciones entre las fuerzas conjuntas.

Dan señales de distanciamiento

Los efectivos de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas que participan del operativo conjunto se encuentran enfrentados desde el domingo último, cuando un contingente de 350 efectivos castrenses atropellaron la subcomisaría 27ª de Hugua Ñandu, golpearon a los agentes destacados y a dos cocineras, para después saquear la dependencia.
Tras el descabellado procedimiento, los militares intentaron justificar su actuación, pero cayeron en numerosas contradicciones al exponer sus argumentos.
A partir de entonces se nota que hay un distanciamiento entre las fuerzas conjuntas que operan en el Norte del país.