LA NOTICIA DESTACADA

Denuncian maltrato en centro asistencial

CONCEPCIÓN. Una doctora en Medicina fue filmada ayer en el servicio de urgencias del hospital regional de Concepción cuando discutía con una...

BAJA DE PESO NATURALMENTE!

BAJA DE PESO NATURALMENTE!
Haz click sobre la promo

30 ene. 2010

Los León Pirú ganaron la partida a los Yaguareté

Concepción.- (UH)

Los primeros son policías de la zona que no forman parte de ningún operativo, pero realizaron ayer un fructífero allanamiento. Los segundos pertenecen a la Fuerza de Tareas Conjuntas, sin muchos frutos hasta hoy.


Además de la guerra de baja intensidad que existe entre los policías y militares que conforman la Fuerza de Tareas Conjuntas del denominado operativo Yaguareté, ahora se suma la lucha por ganar protagonismo de parte de los policías de la zona, que de alguna u otra manera fueron discriminados a la hora de conformar los operativos Sombra o Triángulo.
Estos agentes se hacen llamar los León Pirú, en forma jocosa.
Los policías de la Comisaría de Concepción adoptaron el sobrenombre de León Pirú (león flaco) supuestamente porque son apenas un grupo sin la fuerza suficiente para luchar en el monte como lo tienen los Yaguareté (tigres) o como sus compañeros del operativo Sombra y Triángulo.
Los León Pirú no pasan de 10 hombres.
En el allanamiento que se realizó ayer en la colonia Roberto L. Petit, en la búsqueda de los miembros o colaboradores del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), donde se decomisaron varios tipo de materiales bélicos, ropa y zapatos militares, entre otros elementos, fueron los policías de la comisaría local quienes se llevaron el protagonismo. Aunque hubo apoyo de oficiales del operativo Triángulo.
La incursión estuvo a cargo del comisario Carlos Aguilera, quien se llevó las palmas por el operativo León Pirú, que sorprendió a más de uno.
A cargo de los agentes del Triángulo, que operaron como apoyo, estuvo el subcomisario Esteban Ramírez.

LAS DIVISIONES.

Los operativos Triángulo y Sombra están conformados solo por policías que no integran el operativo Yaguareté, donde sí hay policías y militares.
Yaguareté, Triángulo y Sombra cuentan con todos los elementos necesarios para utilizar durante sus operaciones, pero hasta el momento ninguno de estos grupos ha podido encontrar evidencias importantes que tengan que ver con el EPP, a pesar de su poderosa estructura y recursos bélicos y humanos.

Hubo tiroteo entre un guardia y 4 sospechosos en Paso Horqueta

Paso Horqueta. (UH)
El jueves por la tarde, Óscar Jara, quien se desempeña como seguridad privada de la estancia Tres Hermanos (Paso Horqueta), propiedad del veterinario Mario Luis Saldívar, divisó a cuatro personas que pasaban por el monte, con quienes mantuvo un enfrentamiento con disparos.

Los hombres -al menos es lo que Jara pudo divisar de lejos- llevaban mochilas, vestimentas para'i y gorros que le tapaban gran parte de la cabeza.
Al quedarse a mirar quiénes eran los extraños que pasaban por la propiedad de su patrón, estos realizaron un disparo intimidatorio a lo que el guardia de seguridad respondió con otros tres tiros y luego optó por salir raudamente del lugar temiendo por su vida. Luego de este incidente, los hombres se perdieron en un pequeño bosque cerca del río Aquidabán.
La denuncia fue realizada ante la Jefatura Policial. Ante esta situación, los oficiales rastrillaron la zona, pero no pudieron dar con los hombres, que se presume podrían ser integrantes del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) o colaboradores, ya que las veces que estos se encuentran con alguien reaccionan de manera agresiva y más aún si son guardias de seguridad o policías.
Basta con recordar el enfrentamiento que tuvieron con policías en setiembre pasado.

Policía halla arsenal y uniformes militares

Hay dos detenidos, ambos oriundos de Horqueta, zona dominada por el EPP. Los investigadores creen que este allanamiento será de gran relevancia en el caso del secuestro de Fidel Zavala.


Por primera vez desde la liberación del ganadero Fidel Zavala, la Policía halló elementos que podrían ser "de gran relevancia" para las investigaciones que tienen relación con el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).
Los efectivos de la jefatura policial allanaron ayer un pequeño establecimiento ganadero ubicado en la compañía San Ramón, donde se encontraron armas de varios calibres, municiones, vestimenta militar, carpas para cámping, binoculares, pasamontañas y muchos otros elementos relevantes que serán considerados por los investigadores.
Los hermanos Néstor y Simón Maidana fueron detenidos durante el allanamiento que se realizó a las 6.30, a unos 25 kilómetros de Concepción.
Ambos se negaron a dar declaraciones, ni siquiera para defenderse. Fueron derivados a la comisaría local.
A partir de ahora, los detenidos quedan a cargo del fiscal Óscar Talavera, quien realizará el cruce de datos para comprobar la posible vinculación de los hermanos con el EPP, como también el origen del arsenal hallado.
También será investigado el dueño del sitio allanado, el veterinario Fermín Ozuna González, quien no se encontraba en su propiedad ya que, según los detenidos, vive en Asunción. En declaraciones a radio Ñandutí, Ozuna dijo en horas de la tarde que pedirá la nulidad del procedimiento policial porque lo considera irregular y que no tenía nada que ocultar.
En representación de Ozuna, la abogada Stella Maris Zárate se presentó en la comisaría de Concepción, alegando que todo lo hallado en el establecimiento está debidamente documentado.

PRUDENCIA.

Hasta el momento la Fiscalía no puede dar detalles del caso, de manera a no estropear la investigación.
Los policías anticiparon su fuerte sospecha hacia los hermanos, ya que les será muy difícil explicar la exagerada tenencia de armas y más aún los otros elementos de uso militar que se notaban son de uso permanente.
La desconfianza crece, ya que los detenidos son oriundos de Horqueta, zona manejada por el grupo guerrillero. Como para ahondar las sospechas, la ubicación del establecimiento de Ozuna es estratégica.

Fuerzas Especiales se movilizan en busca de miembros del EPP

Agentes policiales y militares desplegados en el Norte se movilizaron la noche de este sábado hacia la zona de Horqueta tras recibir la denuncia de que fueron avistados Manuel Cristaldo Mieres, Lorenzo González e Isax Burgos, integrantes del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).


Unos vecinos alertaron a las fuerzas especiales sobre la presencia de un grupo de 4 personas armadas y con uniforme para´'i en la zona de Alemán Cué, hasta donde los intervinientes se desplazaron para verificar el hecho.

Según los primeros informes se podría tratar de los cabecillas del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) Manuel Cristaldo Mieres, Lorenzo González e Isax Burgos, por lo que se montó un operativo de búsqueda en la región. Los denunciantes los habrían reconocido mediante la propaganda gubernamental difundida en medios de prensa, que muestra a los buscados por la Justicia por los delitos de secuestro, entre otros crímenes.

29 ene. 2010

Los pobladores ven pasear a José Villalba, pero la Policía no

(UH) La mayoría de los agentes son de la zona y temen por represalias que se puedan tomar en contra de sus familias. Tampoco se descarta complicidad de efectivos. Se aguarda presencia de oficiales de Asunción.


La mayoría de los pobladores de Concepción asegura con mucha insistencia, al menos durante los últimos días, que José Villalba, uno de los miembros del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), se pasea cómodamente por las principales arterias de la ciudad, especialmente por la denominada Presidente Franco, muy conocida por el constante movimiento comercial.
Inclusive, otra denuncia relata que se lo vio comprando carne en el mercado. "Hasta cuántos kilos de carne José compró se sabe, pero la Policía no ve eso", dijo uno de los pobladores de la zona que no permitió que se lo grabara.
Es más, un denunciante que llegó a la Fiscalía de Concepción relató que, el martes a las 5.15, visualizó a Villalba saliendo de la casa del padre Heraldo Willen.
El Ministerio Público, por su parte, no puede dar a conocer los nombres de las personas que se acercan con los diferentes tipos de denuncias, atendiendo a la confidencialidad de los testigos.
A la Fiscalía solo le resta pasar el dato a la Policía, que es la que finalmente debe accionar.

MUCHO MIEDO.

El problema que surge en estos casos es que cuando los denunciantes dan aviso a la comisaría no existe una rápida actuación. Es más, para cuando los uniformados se animan a salir a buscarlo, si así lo deciden, lo hacen luego de una o dos horas.
Sin embargo, según las informaciones, que son como un secreto a voces en Concepción, los policías tienen miedo de atrapar a Villalba y al resto de los miembros del EPP, ya que la mayoría de los agentes son de esta zona.
Es decir, ya tienen familias en el lugar y temen que caiga sobre ellos algún tipo de venganza de parte de los delincuentes en caso de que exista algún tipo de operativo efectivo en contra de ellos.

ROTACIÓN.

El ministro del Interior, Rafael Filizzola, dijo que la mayoría de los policías son rotados constantemente para que no se familiaricen en el lugar y mucho menos hagan amigos.
Sin embargo, la mayoría de los policías son de la zona o de la ciudad aledaña y solo unos pocos vienen de otros sitios más apartados.
Hasta ayer, se aguardaba la presencia de oficiales que residen en Asunción de manera que trabajen tranquilamente sin pensar que sus familias están en peligro.
La acusación más grave que realizan los pobladores hasta ahora es que existe complicidad de algunos policías de la zona con los integrantes o colaboradores del EPP.
Específicamente, hablan del caso de José Villalba, quien estaba enterado de antemano del allanamiento que se iba a realizar en su vivienda luego de la liberación del ganadero Fidel Zavala.

FALSOS DATOS.

Al ser consultado sobre la supuesta presencia de José Villalba en la zona, Filizzola manifestó que muchas veces los pobladores, en su afán de ayudar, se imaginan que "ven en todas partes" a los delincuentes y al fi-nal no se tiene nada concreto.
Inclusive, indicó que otro grupo busca desviar la atención y empiezan a lanzar informaciones falsas.

28 ene. 2010

Juez de Puerto Casado libera a seis abigeos pese a todas las evidencias

(ABC)
El juez de Puerto Casado, Teobaldo Otazo, liberó a seis personas detenidas por abigeato cometido en Vallemí. Los cuatreros fueron aprehendidos durante un operativo fiscal policial efectuado el pasado 8 de enero. Ayer el juez Otazo benefició a los mismos con medidas sustitutivas.

“Es una vergüenza que la justicia actúe de esta forma. Estamos hablando de delincuentes organizados, que roban haciendas. No estamos hablando de gente que roba un animal para comer, sino delincuentes organizados y altamente peligrosos”, dijo Mario Peña, propietario del establecimiento que fue víctima del atraco.
La detención de los cuatreros se había efectuado durante un procedimiento policial-judicial de allanamientos a cuatro viviendas realizado en el asentamiento Paz y Alegría, jurisdicción de Vallemí, departamento de Concepción. El operativo se llevó a cabo en el marco de las instigaciones de una denuncia de robo de cuatro animales vacunos faenados y otras cien cabezas desaparecidas. Los animales robados eran de propiedad de Cabaña El Alamo SA y la sustracción se materializó los días 4 y 5 de enero pasados, según la denuncia.
En los allanamientos practicados por el fiscal Oscar Talavera, fueron detenidos: Gregorio Cristaldo, José Cristaldo, Edgar Cristaldo, Pedro Daurelle (brasileño), Willian Alexandre Villalba Daurelle y Cristian David Fleitas.
En poder de los mismos fueron encontradas varias evidencias como carne vacuna, cuero vacuno con marcas de la empresa denunciante e incluso armas.
Richard Florenciani, asistente del juez Otazo, dijo ayer que la defensa de los presuntos abigeos solicitó al juez Otazo que se libere a los detenidos, al argumentar que la fiscalía interviniente y la Policía quebrantaron los plazos establecidos para la comunicación de la aprehensión y detención de las personas.
El magistrado dispuso medidas sustitutivas a la prisión; además de la fianza personal y real también la prohibición de salir del país, la comparecencia ante el juzgado, prohibición de portar armas e ingerir en exceso bebidas alcohólicas.
Los ganaderos de la zona expresaron su preocupación por la facilidad y la complacencia con las que la justicia actúa en los casos de abigeato, porque no es la primera vez que se beneficia con medidas similares a los acusados de delitos de esta naturaleza. “En este caso la fiscalía y la Policía actuaron correctamente, hicieron lo que tenían que hacer y el juzgado los deja nuevamente en libertad, para que mañana ya estén otra vez tranquilamente por la zona”, expresó uno de los ganaderos consultados sobre la medida judicial.
Por su parte, el ganadero Mario Peña, propietario del establecimiento afectado, dijo que en Vallemí el problema del abigeato es cada vez más preocupante, porque operan en la jurisdicción verdaderas bandas delictivas, que actúan con total impunidad y que se están robando grandes cantidades de animales, porque están muy bien equipados. “Hay que tomar una determinación sobre esta situación porque se está haciendo cada vez más insoportable. No estamos hablando de un robo de 5 ó 10 animales, estamos hablando de un robo de 70 cabezas, que significan más de 200 millones de guaraníes. No es gente que roba una vaca para comer. Es la misma historia de siempre, caen presos y a los 10 días ya están libres, termina todo en el oparei”, remarcó indignado.

Preocupa a ganaderos permanencia de miembros del EPP en Zona Norte

Concepión. (ABC)
Los ganaderos de Concepción expresaron su preocupación por la permanencia de miembros del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) en la Zona Norte del país.

Fue durante una reunión que mantuvieron ayer en la capital del Primer departamento con el ministro del Interior, Rafael Filizzola, agentes fiscales, el jefe de Policía Crio. Gral. José Visitación Giménez y militares que lideran el operativo “Jaguarete”. Los hacendados exigen más informaciones sobre el trabajo de las autoridades, al considerarse principales blancos de secuestradores.
Ganaderos de Concepción y San Pedro se reunieron ayer con el ministro del Interior, Rafael Filizzola, autoridades policiales, militares y fiscales para conocer a fondo los trabajos que se desarrollan en el Primer departamento para combatir al autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Durante el encuentro, en el local de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), regional Concepción, los hacendados mostraron su preocupación por la presencia de los miembros del EPP en el Primer departamento.

Luis Villasanti, quien posee su establecimiento en la zona de la colonia San Alfredo, dijo que “los que secuestraron a Fidel Zavala se siguen mostrando libremente en la Zona Norte. Esa situación es preocupante”, señaló. Agregó que las condiciones de los caminos son pésimas, lo que va a dificultar el desplazamiento de los investigadores por el sitio. Asimismo, sugirió que se realicen los trámites correspondientes para que la jefatura de la Policía departamental tenga como base la actual sede de la Cuarta División de Infantería, y que los militares de esta unidad se trasladen al Regimiento 10 “Sauce”. “Las actuales instalaciones con que cuenta la Policía en Concepción no son las adecuadas”, indicó.

Por su parte, el presidente de la ARP regional Concepción, Dr. Alfredo Mena González, solicitó a las autoridades que se informe a los ganaderos de los trabajos que vienen realizando en el departamento, debido a que son blancos de los secuestradores. “Falta más información, a partir de esta reunión se debe crear una red de informaciones”, sugirió el dirigente gremial.

Rafael Filizzola explicó que ahora buscan mayor cooperación de la ciudadanía, que por eso se realizó la primera reunión con las personas que trabajan en la zona de influencia del EPP. “Se deben tomar las medidas preventivas y coordinar mejor el manejo de la información, puede ser que existan problemas de comunicación y eso asumo, debemos optimizar para que la información llegue más rápida y directamente para que la respuesta de las Fuerzas Conjuntas sea más efectiva”, dijo el secretario de Estado.


Conocer al enemigo


Luis Mario Zaldívar, ganadero de Paso Horqueta, dijo que la ciudadanía debe conocer al enemigo para saber a qué se enfrenta. “Necesitamos saber cuáles son las informaciones que se tienen de este grupo (EPP). Además, el Gobierno debe tener programas que apunten al desarrollo”, sostuvo.

Filizzola respondió que se cree que las personas capaces de realizar actos de violencia son alrededor de 20. “Puede que estén en una o dos células, digo que son alrededor de una veintena porque podrían ser más. Hemos detectado en otros puntos del país que se ha intentado reclutar a personas, pero hasta ahora no pudimos confirmar”, declaró.

Equipos y patrulleras a Concepción

El comandante de la Policía Nacional, Crio. Gral. José Visitación Giménez, y el nuevo jefe de Policía de Concepción, Crio. Princ. Cecilio Acosta, anunciaron ayer que próximamente se recibirán en el primer departamento entre 8 y 10 patrulleras, 30 fusiles automáticos y 5.000 municiones, que serán distribuidos en las diferentes comisarías, subcomisarías y puestos policiales de la zona.
La intención es reforzar la infraestructura de la Policía en el departamento de Concepción, con el objetivo de brindar mayor seguridad a los pobladores, según dijeron las autoridades policiales. Las áreas rurales de Concepción, como otros puntos del país, son vulnerables por el poco recurso de la Policía.

27 ene. 2010

Supuesto grupo de EPP habría tratado de llegar a Vallemí

(UH) Cuatro personas, dos de ellas vestidas con pantalones de tela de camuflaje y todos con botas de lluvias, llegaron a un establecimiento ganadero con intenciones de arrendar caballos y preguntando por el camino más corto para llegar a Vallemi.


El capataz del lugar no aceptó la propuesta del arrendamiento de los animales pero les indicó el camino para salir a la ruta que conduce a Vallemí; los cuatro llevaban mochilas bien cargadas pero no tenían armas al menos a la vista. Esto se desprende de un informe policial confidencial enviado por investigadores que se encuentran en la zona tratando de dar con los integrantes de Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), que se atribuyó el secuestro del ganadero Fidel Zavala. Si bien no se especifica el nombre del establecimiento, ni del capataz, este hecho ocurrió la semana pasada. Días después de la liberación de Zavala surgieron informaciones de que el grupo de miembros del EPP caminaba con intenciones de llegar a Vallemi o pasar al Chaco paraguayo; sin embargo, la distancia y la imposibilidad de utilizar los caminos vecinales por los controles hace que sea muy difícil llegar al objetivo. Según los investigadores el grupo armado se dividió en cuatro o cinco integrantes y tomaron rumbos diferentes y el objetivo sería la de encontrarse todos en algún lugar del Chaco paraguayo donde se reagruparían para intentar pasar a Bolivia esperando que los controles cesen para volver. Otra de las teorías de los investigadores es que otra célula del grupo estaría con la intención de llevar adelante otro secuestro y utilizar el hecho para exigir al gobierno el retiro de las fuerzas de seguridad de la zona de Concepción y dar posibilidad a sus compañeros a que abandonen el área. Los efectivos del grupo especial de operaciones están concentrados en la zona de San Alfredo y Vallemí tratando de cercar al grupo armado mientras los militares se mantienen en la otra punta de primer departamento. Los controles por agua se ha intensificados en los últimos días tratando de evitar que los intyegrantes del EPP crucen el río Paraguay.

Ruta Cnel. Rafael Franco la primera asfaltada y enripiada a la vez del mundo.

La ruta que une la ciudad de Concepción con Pozo Colorado y de ahí con la Transchaco, que facilita la comunicación con la Capital del país, Argentina o Bolivia, respectivamente, sigue en pésimas condiciones, aunque el Ministerio de Obras Públicas, adjudicó la reconstrucción del importante ramal caminero a empresas privadas, el movimiento de maquinarias es casi nulo, en contrapartida el MOPC, sigue enripiando la ruta asfaltada, para simular los enormes baches de la vía de comunicación.

Independencia discute el título de campeón en Futsal-FIFA con el Obrero.

(Gentileza de Telmo Ibañez)
El Sportivo Obrero, que goleó al Independencia por 6 a 2, con un empate puede lograr el título de campeón del torneo oficial de Futsal FIFA en Concepción.
En un vibrante cotejo, Obrero por intermedio de Joel Vaccari en 2 ocasiones, Ricardo Alvarez, Richard Penayo, Isidro Avalos y Víctor Duarte, apabulló a su tradicional rival, el Independencia, que descontó por intermedio de Dario Romero y Juan Arzamendia.
En la revancha, ésta noche con un empate Obrero dará la vuelta olímpica, en caso de ganar el Independencia, se definirá el título desde el punto penal.
Por el tercer lugar, Nanawa en la primera noche ganó por 7 a 5 al Cerro Corá. Paralelamente la selección concepcionera de futsal Fifa, viene practicando para tomar parte del campeonato nacional de éste deporte que tendrá como sede la ciudad de Pedro Juan Caballero.

La Selección Concepcionera de Fútbol practica para el torneo Pre-intermedia de la UFI

(Gentileza de Telmo Ibañez)
La última selección concepcionera de fútbol, es la base del plantel de la V Azul, que viene practicando intensamente para el próximo torneo de Pre-intermedia. La dirección técnica está a cargo de Rubén Herrera, además la integran; Ricardo Zárate, Cándido Orihuela, Oscar Romero y Carlos Ortiz. El primer rival de la V azul será la selección amambayense.

Selección sub-15 de Concepción vicecampeona nacional de futbol interligas

El fin de semana pasado, Concepción, logró el vice-campeonato en éste torneo, cuyas finales se disputó en Santaní, en la fase final Concepción se impuso por 9 a 8 en penales a Santaní, 2 a 0 ante Hernandarias y cayó finalmente por el mismo marcador ante San Ignacio, flamante campeón del interligas, luego de 30 años de lograr el título a nivel nacional, un 31 de enero del '78 y misma fecha del '80 sucesivamente.

Operativos en conjunto en un “bastión” del EPP

HUGUA ÑANDU, departamento de Concepción (ABC).
Agentes que integran las Fuerzas de Tareas Conjuntas intensifican los trabajos de inteligencia y las incursiones en la zona de Hugua Ñandu, conocida como un “bastión” del EPP. Ayer, fue verificada una estancia donde se produjo un enfrentamiento en setiembre del año pasado.

Los efectivos policiales y militares componentes de las Fuerzas de Tareas Conjuntas “Mariscal Francisco Solano López” incursionaron ayer nuevamente en los espesos montes de la estancia “La Blanca” de esta localidad.
El 22 de setiembre de 2009, justamente dentro del predio del establecimiento ganadero, se produjo un enfrentamiento entre guardias y un grupo armado, a orillas del arroyo Trementina.
Desde el lunes último, las Fuerzas de Tareas Conjuntas realizan la verificación de un sector de la estancia “La Blanca”.
Según Luis Codas, administrador de la hacienda, el lugar donde se realizan los patrullajes a pie consta de unas 3.500 hectáreas, aunque la dimensión total de la estancia es de 6.000 hectáreas.
Los efectivos de las tropas de élite también efectúan patrullas a orillas del río Aquidabán y el arroyo Trementina.
Ambos cauces son utilizados como “rutas de escape” por los militantes del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), que perpetraron el secuestro del ganadero Fidel Zavala.
Este incluso refirió que todo el tiempo estuvo en cautiverio cerca de su propiedad y a orillas de los cauces hídricos de la región.
La colonia Jorge Sebastián Miranda o Hugua Ñandu fue escenario de unos 30 asesinatos durante 17 años.
Pero la mayoría de los casos ni siquiera fueron investigados por desidia o hasta complicidad de las autoridades con el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), cuyas actividades en la zona coinciden con el recrudecimiento de las ejecuciones.
En abril de 2006, un grupo armado liderado por Osvaldo Villalba tomó por asalto la subcomisaría 27ª local, robó armas de grueso calibre e hirió a dos policías.

26 ene. 2010

Militares intensifican trabajos de inteligencia

HUGUA ÑANDU, Concepción (ABC).

Militares afectados al operativo “Jaguarete” dijeron ayer que intensificaron los trabajos de inteligencia en el Norte, para conseguir información concreta que facilite un futuro ataque a los miembros del EPP y de ese modo capturarlos “en su terreno”.

El Cnel. DEM Leonor Cabrera Cabrera, comandante de la Fuerzas de Tareas Conjuntas “Mariscal Francisco Solano López”, señaló ayer que el operativo “Jaguarete”, ejecutado en apoyo a la Policía Nacional, atraviesa por una fase en la que se intensifican los trabajos de inteligencia y corroboración de informaciones para planear una estrategia de ataque contra los guerrilleros.
El jefe castrense se mostró satisfecho con los trabajos realizados hasta ahora en los montes de la zona Norte y anunció que culminaron los patrullajes en la estancia “Mandyju” y la zona conocida como Boquerón, en Hugua Ñandu.

Ayer, los efectivos incursionaron en los montes de la estancia “La Blanca” de Hugua Ñandu, donde se había producido un enfrentamiento entre el EPP y peones.

El terreno verificado hasta ahora asciende a más de 3.500 hectáreas, de acuerdo a explicaciones de los miembros de las Fuerzas de Tareas Conjuntas que operan en el área de influencia del EPP desde el viernes último, cuando arribaron las tropas al predio de la estancia “La Blanca”.


Sobrevuelos de reconocimiento

Ayer, oficiales superiores encargados de planear la estrategia de ataque contra la organización criminal realizaron un sobrevuelo por la zona de influencia del grupo subversivo para el reconocimiento del terreno, donde se realizarán más incursiones.

Tres operativos sin resultados

Pese al despliegue de las tropas policiales con los operativos “Triángulo” y “Sombra” en la zona norte del país, los esfuerzos por capturar a componentes del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) fueron infructuosos.

Con la incursión de efectivos de las Fuerzas Armadas de la Nación, el Gobierno dio inicio al tercer procedimiento al que denominó “Yaguareté”. Sin embargo, los rastrillajes llevados a cabo por los militares tampoco arrojaron hasta el momento los resultados esperados.

25 ene. 2010

Diputada Mendoza pide menos ruido y más resultados

La diputada liberal por el departamento de Concepción Ramona Mendoza reconoció ayer que tiene dudas sobre la intención de atrapar a los miembros del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), y señaló que más bien todo se hace para que la prensa pueda tomar fotos de los efectivos de la fuerza pública.


“A mí realmente me hubiese gustado que se haga menos ruido con todo esto y se tengan muchos más resultados. Se debió haber hecho un trabajo de inteligencia para cercar todo el área y actuar de inmediato; pero no fue así y no hay explicaciones oficiales de por qué no se hizo eso. Hay que ser sinceros y serios en esto ya que es una cuestión de seguridad nacional”, remarcó.

La legisladora dijo también que evidentemente se dio tiempo a los secuestradores para que pudieran escapar e incluso puso en duda que todavía estén en el país. “Honestamente no creo que los secuestradores estén todavía en el país, por el bien de todos ojalá me equivoque y las fuerzas de seguridad puedan atrapar a esta gente y se termine con los secuestros”, remarcó.

Reveló también que en la zona se comenta con insistencia que el pago del rescate se hizo lanzando el paquete de dinero desde un avión en una zona cercana al río Apa, donde los secuestradores podían moverse libremente y cruzar sin contratiempos hacia el Brasil. Dijo que eso le hace suponer que los miembros del EPP hace rato dejaron el país y que las detenciones que se puedan hacer ahora ya son inútiles.


Buscan justificación


La legisladora indicó que, a su criterio, lo que busca el Gobierno es justificar la movilización de efectivos de la fuerza pública y no atrapar realmente a los delincuentes. Reitero que parece que los grandes anuncios y las movilizaciones se hacen para los medios y no en busca de resultados. “Acá creo yo que se quiere dar la imagen de que se intentó atrapar a los secuestradores pero no se pudo; solo así se podría explicar la increíble demora de los organismos de seguridad para empezar a actuar”, insistió.

Obispo reconoce que intercedió a favor de supuesto nexo del EPP

El obispo de Concepción, Zacarías Ortiz, reconoció haber intercedido a favor de Sindulfo Agüero, detenido por supuesta vinculación con el Ejército Paraguayo del Pueblo (EPP). Explicó que se debe a su avanzada edad y porque la fiscalía no puede retener por mucho tiempo a un anciano sin tener razones concretas.


Ortiz explicó que el hecho de haber pedido trato particular a Agüero, no significa que sostenga que es o no inocente, sino que requiere mejor trato y celeridad en las investigaciones para que no haya caza de brujas y que la gente inocente no sea tenida presa. Agüero había sido detenido la pasada semana en su domicilio de donde los investigadores se incautaron de uniformes, armas y chip de teléfonos de cuyo cruzamiento la fiscalía dedujo que estaría vinculado a los del EPP. Ortiz indicó en radio 780, que es posible que las conexiones telefónicas hayan existido, lo que no convierte a nadie de buenas a primeras en delincuente. Explicó que la gente de Concepción lógicamente se comunica con los secuestradores porque son familiares, amigos, ex compañeros de las organizaciones sociales, etc.; que esa situación es frecuente y normal y que no convierte a todos en implicados con el grupo armado. El sacerdote pidió a las autoridades "serenidad, (y) si no hay causa no tienen por qué tenerlo encerrado (a Agüero)".

24 ene. 2010

Un sector del EPP procura escape

Horqueta.- (ABC)
Los miembros del Ejército del Pueblo Paraguayo se encuentran cercado en los monte de la zona noroeste de Concepción entre la Colonia San Alfredo camino a Vallemí. Así informaron personal de las tareas de búsqueda del grupo que tuvo secuestrado a Fidel Zavala por 94 días.

Esta versión es reforzada por los investigadores porque día a día surgen versiones de pobladores de la zona que personas armadas llegaron a preguntar por caminos que conduzcan hacia el río Paraguay. Aparentemente estas personas estarían desorientadas.
Desde el lunes hay denuncia de la presencia en la zona de personas extrañas, pero a pesar de la incursión policial no han podido dar con ello.
En los próximos días se reforzará la dotación policial con varios efectivos militares de las tropas de élite, lo que posibilitará ingresar más hacia el fondo en donde se tiene la información de que en el área aún se encontrarían integrantes del peligroso grupo armado.

SIN LOGÍSTICA.

El acoso policial y ahora militar estaría dejando al grupo sin apoyo logístico, por lo que necesitan en forma urgente salir de la zona y trasladarse a un lugar menos controlado. La red de informantes y apoyo logístico con que contaba el grupo desapareció ante los allanamientos y detenciones masivas que se realizaron días pasados.

CONTROLES POR AGUA.

La patrulla por agua se extendió agua arriba de Concepción, desde esta ciudad hasta Vallemí. El control es estricto y las 24 horas. La lancha patrullera LP 104 de la Armada Nacional y varias naves rápidas son las encargados de controlar toda esa extensa zona.
El objetivo es que los secuestradores no pasen al lado chaqueño a través del río Paraguay y no utilizan este recurso hídrico para trasladarse de nuevo a la zona de San Pedro por Puerto Yvapovo, una zona ya conocida por los mismos.

Buscarán a miembros del EPP por agua, tierra y aire

Concepción.- (ABC) Más de 400 uniformados, entre militares y policías, se encuentran asentados en la zona de Huguá Ñandu, Concepción, para el despliegue del operativo “Yaguareté”.

Los mismos realizarán incursiones en las zonas boscosas a fin de aprehender a los integrantes del Ejército del Pueblo Paraguayo. La búsqueda se realizará en helicópteros, camionetas y embarcaciones de patrullaje acuático.
Alrededor del mediodía llegaron hasta la zona conocida como Huguá Ñandú en Concepción un total de 21 vehículos transportando a 450 agentes, nominados para el Operativo “Yaguareté”, que tiene por finalidad apoyar a miembros de la Policía Nacional.
Los uniformados se dividirán en grupos para realizar el asedio a los integrantes del Ejército del Pueblo Paraguayo, implicados en el secuestro del ganadero Fidel Zavala.
Un total de 21 camiones se encuentran en el lugar, dentro de los cuales se incluyen hidrantes, camionetas 4 x 4, y dos vehículos de la ANDE con generador propio, a fin de apoyar las tareas.
Dos helicópteros de las Fuerzas Aéreas se encargarán de rastrear la zona vía aérea a fin de acorralar y capturar a los miembros del EPP.
Esta mañana arribaron agentes de la Armada Nacional quienes estarán a cargo de patrullar el río Paraguay y los cauces hídricos en la zona norte.

Arrestan a dos peones por tener armas de una comisaría quemada

Las tropas de élite ingresaron a una estancia. Los detenidos no tenían documentos del armamento que, se sospecha, corresponde a lo robado en la comisaría quemada en Jhuguá Ñandú en el año 2006.


Dos personas fueron arrestadas ayer por la sospecha de tenencia ilegal de armas que habían sido robadas en el año 2006 de la comisaría de Jhuguá Ñandú, Concepción. Se trata de Asunción Ibarra y Avelio Zárate, ambos empleados de la estancia Mandiyú, quienes no contaban con los documentos pertinentes para la tenencia de armas. Ambos están detenidos desde ayer en la comisaría de la zona.
La primera incursión que realizaron las Fuerzas Conjuntas del operativo Yaguareté, en busca de los miembros del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), fue en la estancia Mandyyú, propiedad del general retirado Marcial Samaniego, donde encontraron cuatro armas (dos revólveres y una pistola) y un fusil de guerra calibre 7,62, que estaría obsoleto.
De acuerdo a los primeros informes, se sospecha que corresponden a las mismas armas de fuego que fueron robadas el 18 de abril de 2006, cuando un grupo armado atacó y quemó la comisaría de Jhuguá Ñandú.
Las autoridades fiscales hallaron varios chips de teléfonos celulares y dos camisas. Una de ellas de uso militar y la otra policial. También encontraron varios documentos, que aún deben ser analizados por los fiscales Delfino Ortega y Javier Talavera.
Los policías y militares llegaron al establecimiento en forma pacífica y pidieron conversar con los encargados, a quienes mostraron la orden judicial.
Las hermanas Felicita e Idalina Vera se encontraban en el sitio acompañadas de dos menores. Unos 20 minutos después, llegaron Leonardo González y el capataz Asunción Ibarra, quienes se identificaron como parejas de las mujeres.

HASTA LAS ROPAS.

Los uniformados revisaron minuciosamente las habitaciones y hasta cada una de las vestimentas que se encontraban guardadas en el ropero. Los calzados también fueron revisados, al igual que álbumes de fotografías.
El capataz se mostró un poco tenso, pero sin objeciones accedió a conversar con Última Hora y Telefuturo, y aseguró que si la revisión de su vivienda ayudaría a encontrar a los responsables del secuestro de Fidel Zavala, el allanamiento no le causaba molestias.
En todo momento señaló que tanto él como su familia no tienen nada que ver con el EPP. Los militares y policías no emitieron ningún tipo de opinión y solo se dedicaron a realizar las revisiones correspondientes. El operativo se inició a primeras horas del día.

AL MONTE.

Al tiempo que los uniformados esperaban a una agente fiscal que Delfino Ortega envió al lugar, unos 200 hombres ingresaban simultáneamente a los bosques.
Los periodistas de ÚH y Telefuturo, por algunos kilómetros, acompañaron al monte a "los tigres" (así se hacen llamar, en su mayoría, los integrantes de las fuerzas conjuntas en alusión al nombre del operativo Yaguareté).
Durante el recorrido en las zonas boscosas se pudieron notar caminos ocultos que con la ayuda de los machetes, instrumentados por los oficiales, se pudo divisar mejor.
Los intervinientes utilizan equipos de rastreo y GPS.

LIMITACIONES DE LA POLICÍA

El coronel Cayo Arréllaga, vocero del destacamento Yaguareté, indicó que los militares llegaron a Concepción "para hacer un trabajo más profundo que el de la Policía.
Recordó que los policías no podían entrar a rastrillar el monte, ya que no tenían la orden del Poder Ejecutivo, que en todo momento protegió la vida del ganadero Fidel Zavala. "Los policías son bastantes profesionales como nosotros para poder incursionar en el monte (...) nosotros solo venimos a tratar de hacer mejor las cosas", añadió para luego volver a aplaudir la tarea de los policías que están apostados en el sitio desde hace tres meses, pero obviamente no en el monte, sino en sus respectivos puestos. Indicó que espera que los medios de comunicación sepan entender que no pueden comentar todos los detalles de las operaciones para no entorpecer las investigaciones

POWER MAKER: La “Fuente De La Eterna Juventud”