DEJE SUS OPINIONES AL FINAL DE CADA NOTICIA

LA NOTICIA DESTACADA

Atacan estancia en Arroyito

Un supuesto ataque del Ejército Mariscal López (EML) se produjo este jueves en la estancia Acapitigo, zona de Arroyito, Departamento de Conc...

23 may. 2009

Entregan computadoras para escuela indígena.

CONCEPCION (ABC).
La consulesa honoraria de México en Concepción, Dra. Yolanda Canale de Bogarín, entregó en donación cinco computadoras a la escuela indígena “San Juan Diego”, ubicada en el barrio Redención de esta ciudad. Unos 146 alumnos asisten regularmente a la institución desde maternal hasta el séptimo grado.

María Laura Princigalli de Quevedo, directora de la escuela beneficiada, indicó que cuatro computadoras serán destinadas a la utilización de los alumnos. Mientras que una quedará en la dirección, para tareas varias.
“La institución no contaba con una computadora. Esta donación será de gran ayuda para la escuela. Ahora vamos a abocarnos a la búsqueda de un profesor que pueda enseñar en forma voluntaria a nuestros alumnos”, explicó.
Por su parte, la Dra. Yolanda Canale de Bogarín dijo que quiere retribuir en algo a Concepción lo que le dio a ella. “Espero que otras personas sigan mi ejemplo y ayuden a esta comunidad. Agradezco a las personas que me regalaron las computadoras para que pueda donar a esta institución”, refirió.
Asimismo, mencionó que el próximo mes se iniciarán las obras para la construcción, en la comunidad indígena, de 32 casas de material cocido que será financiado por la propia consulesa honoraria.

LA COMUNIDAD

Actualmente, 286 indígenas viven en el barrio Redención, la mayoría se dedica a la venta de periódicos, otros realizan trabajos casuales en la ciudad, mientras algunos otros trabajan en estancias. Próximamente, se iniciará la construcción de una huerta que ayudará al sustento de los nativos. Los indígenas son de las parcialidades Angaite, Sanapaná, Lengua, Chamacoco y Guaná.

Se realiza en Concepción jornada de coloproctología

En la ciudad de Concepción se realizará hoy la Primera Jornada de Coloproctología y de Enfermería Quirúrgica, organizada por la Sociedad Paraguaya de Coloproctología. Para el efecto, vienen una delegación de 85 médicos y enfermeras de diferentes instituciones de la capital.

El evento fue declarado de interés gubernamental por la Gobernación, y de interés municipal por la Intendencia concepcionera. Está también auspiciado por la Facultad de Medicina, y de Odontología, de la capital norteña.
El objetivo principal de esta jornada es el intercambio de experiencias con los médicos de la zona.
Uno de los factores más importantes que inciden en la actualización médica constante es la puesta al día de la información calificada, y en ese contexto las sociedades científicas tienen la obligación moral de organizar y llevar ese tipo de información al personal de blanco del interior del país.
Según miembros de la Sociedad, estos viajan con frecuencia al interior con una frondosa delegación de médicos y enfermeras de prestigio, para intercambiar conocimientos.
De acuerdo a los datos, en el interior los médicos no pueden acceder a la privilegiada tecnología de esta disciplina académica, como se tiene en la capital, pero en su modalidad laboral los galenos del interior tienen mucho que aportar, pues la medicina sin tecnología de avanzada es aún mucho más difícil de desarrollar.
La modalidad principal de esta actividad será discutir casos clínicos, conversar sobre todo en lo referente a traumas, considerando el volumen impresionante de accidentes en dicha comarca, producto del auge de las motos, por lo que en este momento el trauma pasa a ser un problema de salud pública. Las charlas incluirán aspectos sobre trauma abdominal y torácico, igualmente sobre el manejo de la hemorragia digestiva baja.
Además, se buscará concienciar sobre la importancia de la donación de órganos, y habrá un taller especial sobre el programa nacional de trasplantes, dirigido a las fuerzas vivas y al público en general.
El curso de hoy en Concepción está coordinado por el Dr. Isaías Ricardo Fretes y el Dr. Jorge Medina, por la Sociedad Paraguaya de Coloproctología, y por el Dr. Ramón Acosta, decano de la Facultad de Medicina, con asiento en esa capital departamental.

21 may. 2009

Enxet piden al Estado devolución de tierras

Los indígenas de la parcialidad Enxet de la comunidad de Sawhoyamaxa, ubicada sobre la ruta que une Pozo Colorado y Concepción, pidieron al Estado Paraguayo la devolución de sus tierras, en coincidencia con el día del cumplimiento del plazo establecido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos para la entrega de las tierras ancestrales a favor de su gente.

Los Enxet reivindican 14.400 hectáreas de tierras, ya que desde hace unos 15 años viven a la vera de la ruta. Unas 120 familias esperan una respuesta rápida del Estado.
"Vamos a realizar una serie de protestas contra los tres poderes del Estado, que viola los derechos indígenas, que no respeta los acuerdos internacionales que firma y excluye a las poblaciones nativas, que somos víctimas de todo tipo de discriminación", dijo José González, líder de la comunidad.
Los nativos reivindican la restitución de sus tierras, específicamente las fincas Nº 16.784, propiedad de Roswell y CÍA SA, y Nº 16. 786, tierras de Kansol SA, cuyo representante es el ciudadano alemán Heribert Roedel.
Hace tres años que la Corte Interamericana de Derechos Humanos dictó sentencia a favor de la comunidad y ninguno de los gobiernos, tanto el de Nicanor Duarte Frutos como el de Fernando Lugo, dio curso favorable a la mencionada sentencia.
El año pasado se había cumplido otra sentencia favorable para la comunidad Kake axa, pero tampoco se cumplió. Esta comunidad reivindica 15. 963 hectáreas para unas 64 familias.

19 may. 2009

Los campesinos reclaman mayor asistencia.

CONCEPCIÓN(UH)

Miembros de la Federación Nacional Campesina (FNC) de Concepción realizaron una marcha hasta la Gobernación, a fin de reclamar la inmediata asistencia de la Secretaría de Emergencia Nacional y, al mismo tiempo, rechazar el plan de descentralización que tiene previsto el Gobierno.
Mario Ayala, coordinador de la FNC en el departamento, indicó que el motivo de la visita de sus compañeros delegados de los diferentes distritos al gobernador departamental es para averiguar sobre el decreto presidencial respecto a la declaración de estado de emergencia en el departamento, porque hasta el momento, la SEN aún no está llegando con la asistencia.
"Venimos a ver qué pasa con la asistencia, porque el hecho de que haya llovido no significa que no sigamos en estado de emergencia", indicó el dirigente campesino.
También recordó sus pedidos de 6 meses de asistencia alimentaria, redescuento de las deudas, que había solicitado la FNC en la última movilización del 23 y 24 de marzo, los cuales tampoco se están cumpliendo.
Los delegados de bases de la FNC dialogaron con el gobernador Emilio Pavón, a quien entregaron sus pedidos. Remarcaron que si no hay respuestas en los próximos días, de nuevo vendrán las medidas de fuerza.

18 may. 2009

El “arquitecto” de las botellas.

CONCEPCION.
Antonio Pedro Maldonado Boselli (74), desde 1952, fabrica casas coloniales (símbolos de Concepción), ranchos campesinos, carretas, instrumentos musicales, alzaprimas en miniatura dentro de botellas. Utiliza terciadas y cuero para sus obras, en especial los caserones. Trabaja en su propia casa, en el barrio Centro de esta ciudad, sobre la calle Mayor Otaño casi Yegros.

Las herramientas que utiliza para la fabricación y colocación de las piezas dentro de la botella son hechas por él mismo con materiales que no generan humedad. Antes de introducir la réplica, la arma completamente y luego la desarma para introducir en la botella, explicó. El precio depende del motivo y el tamaño, y varía entre G. 100.000 y G. 4 millones. “Recientemente, vendí la réplica de la iglesia de Yaguarón. La obra más cara es la Casa de la Independencia, por el tamaño y la complejidad del trabajo. No me puedo quejar, vendo muy bien”, dijo. Agregó que, a pesar de la crisis económica, la venta de su trabajo no ha disminuido. “Oly” Maldonado, como se lo conoce, afirmó que cuando prestaba servicio militar en esta ciudad, en el año 1952, observó en un periódico la miniatura de un velero que estaba dentro de una botella. “Esa fue mi inspiración”, aseguró.


Su primer trabajo lo realizó ese mismo año, y fue un velero (con una sola vela). A su segundo trabajo, cuando ya dominaba la técnica, le puso dos velas, y al tercero, tres.
“En una oportunidad, el arpista Luis Bordón se presentó en el teatro municipal de Concepción. Allí me inspiré en el arpa y construí un arpa dentro de una botella. Ese trabajo se lo regalé a Bordón”, recordó.

Muelle de Concepción en mal estado.

CONCEPCIÓN

A más de 3 meses del hundimiento de una parte del muelle del histórico Puerto Antiguo de la ciudad de Concepción, en el primer departamento, la Administración Nacional de Navegación y Puertos (ANPP) no pudo aún solucionar el problema.

Por el contrario, el buraco se extiende y amenaza con llevarse los edificios de la institución. La promesa de llamada a licitación todavía no se cumplió.
El hundimiento se produjo a fines de diciembre del año pasado, después de una lluvia de 160 mm. En esa ocasión cedió una parte del muelle, cuya base es solo arena y con capa de adoquines, que no soportó la acumulación de agua subterránea.
Con las últimas precipitaciones caídas, el agujero se extiende y ya se acerca a los edificios; uno es el depósito que alquila la Industria Nacional del Cemento (INC) y el otro local, las oficinas de la institución.
Actualmente, a simple vista se nota que el hundimiento está extendiéndose peligrosamente, según los propios bomberos de la ciudad.
Américo Albertini, miembro del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Concepción, indicó que el estado en que se halla el muelle es sumamente peligroso y con otra lluvia grande puede desmoronarse totalmente y hasta puede afectar a las estructuras aledañas. Indicó que de hecho debe apresurarse la reparación, porque se debe prevenir cualquier desgracia mayor.
Desde diciembre pasado, el administrador, Adrián Insfrán, inició las gestiones ante la administración central de Puertos, la cual envió técnicos para la evaluación del daño, que según anticiparon, es millonario, aunque no precisaron cifras.
Actualmente, dijo Insfrán, le informaron que el consejo de administración portuario ya aprobó el llamado a licitación para la reparación correspondiente, aunque hasta el momento aun no se publicó.
Acotó que de su parte está insistiendo permanentemente, porque ya preocupa el estado del Puerto concepcionero. "Me informaron que el consejo ya aprobó y que ahora falta solo el llamado", indicó.
El peligro es también para los trabajadores de la INC, que operan en el lugar ubicado a metros del buraco, incluso llegan vehículos pesados hasta el depósito donde bajan y alzan bolsas de cemento, y con el peso del vehículo se puede producir un mayor hundimiento.

HISTORIA.

El Puerto Antiguo de Concepción es un lugar histórico, que sirvió en la época de opulencia para el embarque y desembarque de las mercaderías. Durante la Guerra del Chaco fue el lugar donde se embarcaron los soldados defensores de la patria.
Actualmente sirve para la embarcación de pasajeros y desembarque de cemento y cal provenientes del norte del departamento.
El edificio, que también sufrió mucho deterioro, fue acondicionado en los últimos tiempos y presenta una buena imagen, sin embargo, con el derrumbe y la falta de reparación tiene un aspecto no deseable, especialmente para los turistas que tienen como referencia para visitar el Puerto Antiguo, al igual que otras reliquias con que cuenta la capital del primer departamento.

Burla a la bandera en el Indert

HORQUETA.
Vecinos de la oficina local del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), que está a cargo de la Ing. Agr. Inelsa Alvarenga Franco, manifestaron que una bandera paraguaya totalmente rota flamea en el predio de la institución, desde hace casi un año e indicaron que es una “vergüenza y falta de respeto a la patria”.
La Prof. María del Rosario Escobar vda. de Arzamendia, jubilada y ex enfermera de la Guerra del Chaco, se sorprendió por la actitud de los funcionarios del Indert y aseguró que es una barbaridad y una vergüenza.

17 may. 2009

Cerro Lorito cobró US$ 3,5 millones al Estado pese a incumplir contrato

En el 2000, a través de un laudo arbitral, Juan C. Canese y sus socios se tomaron venganza contra el erario público. Todo se inició en 1993 cuando tras agrias discusiones se les rescindió un contrato. El caso, hasta hoy poco conocido, fue contado a ABC por un protagonista directo.

Cerro Lorito en realidad es el nombre de una cantera de piedra caliza comprada por Aceros Paraguayos (Acepar) al principio de la década de los años ’90 y que está situada en el departamento de Concepción, a orillas del río Paraguay, en un sitio aledaño a las propiedades de la cementera Vallemí.
Hacia 1992, Acepar abrió una licitación para entregar a una firma privada la tarea de extracción de caliza y su posterior traslado y entrega en la planta de Villa Hayes. El concurso fue ganado por la empresa del Ing. Juan Carlos Canese y Miguel Darío Zaldívar, a la que denominaron precisamente Cerro Lorito SA, la misma que tendría en 1997 un papel determinante y perjudicial para el Estado en la privatización de la acería.
La actuación más grave y sospechosa de Cerro Lorito SA ocurrió durante el laudo arbitral del año 2000, cuando el tribunal de arbitraje le adjudicó una indemnización superior a los 3,5 millones de dólares por una supuesta rescisión irregular de contrato.
El contrato había quedado suspendido durante la presidencia en Acepar del ingeniero y contraalmirante (SR) Ronald Zayas, quien aceptó en estos días contar a nuestro diario las escenas previas a tal desenlace.
“Tenían que sacar la piedra, cargar y trasladar a Acepar a un precio determinado (no recuerda exactamente cuánto), en una cantidad de 10.000 tonelada en un año, por poner un número”, señaló Zayas y explicó que para mala suerte de ambas partes hubo un factor que no se tuvo en cuenta, que en la zona de la cantera había una playada muy grande y no podían llegar las embarcaciones hasta la orilla.
Esta situación obligó a la empresa concesionaria a construir un muelle de aproximadamente 100 metros en el lugar, que le llevó cuatro o cinco meses, por lo que en vez de hacer la entrega inicial en febrero o marzo, lo hicieron en setiembre, con una primera carga de 600 toneladas.

PRIMERAS DISCUSIONES

“Pero cuando viene el control de calidad, se comprueba que la piedra entregada no servía para la industria siderúrgica, pues era destape de cantera, roca de la primera capa del cerro que no es aún el producto bueno. Entonces le llamo a Canese y a Zaldívar y le digo que tiramos todo porque no es lo que necesitamos”, recordó Zayas al comentar sobre el inicio del conflicto.
Los dos empresarios argumentaron que ya habían perdido demasiado dinero, pues el muelle no estaba previsto y llevaban varios meses sin ingresos, por lo que pidieron tener en cuenta los gastos. “Y vamos a arreglar los gastos, pero no me traigan esta piedra que no me sirve, les dije”, relató el ex presidente de Acepar.

“NO ESTÁ EN EL CONTRATO”

Los empresarios alegaron ante eso que el contrato solo decía que debían traer “la piedra explotada de Cerro Lorito”, sin especificar destape de cantera o la calidad de piedra caliza, e insistieron en que iban a seguir trayendo lo mismo y que Acepar les debía pagar, quiera o no quiera.
Trajeron otras 600 toneladas de destape de cantera y se les llamó de nuevo la atención y respondieron casi de la misma forma, alegando siempre el contrato. “Muy bien, te aviso nomás entonces que el contrato también dice 10.000 toneladas en un año y apenas trajiste 1.200. Tenés dos meses para cumplir el contrato. No pudieron cumplir y se les rescindió el contrato”, apuntó Zayas.

OTROS PAGOS DUDOSOS

El ex procurador, Nelson Alcides Mora, emitió en abril de 2004 un dictamen preliminar en el cual dejó constancia de la concesión irregular de algunos descuentos a favor de los compradores de Acepar. En ese sentido criticó el laudo arbitral del año 2000 por incumplir disposiciones de la Ley 1.037/97, que solo autorizaba a reconocer el pasivo laboral normal (US$ 4.188.898). Además de esa suma y de la indemnización por el contrato de piedra caliza, aquel laudo autorizó un descuento de US$ 1.643.348 por “diferencia de inventario” y un segundo “pasivo laboral” de US$ 4.479.272, calculado sobre la antigüedad de obreros que siguieron en la acería. Ambos conceptos no son válidos, según Mora.

Casas construidas por sintechos con autogestión.

CONCEPCIÓN

Un grupo de 12 familias sintechos de la ciudad de Concepción, decidieron dar los primeros pasos sin ayuda externa y comenzaron a construir sus propias casas. Hasta la fecha, levantaron 8 viviendas populares, que les sirven de albergue, porque son muy humildes.

Lograron que un aserradero de Concepción les conceda créditos y la mano de obra la ponen ellos mismos.
Cansados de soportar las impertinencias y sinvergüencerías de los dirigentes nacionales de los sintechos, estas 12 familias decidieron pasar a formar parte del grupo denominado "Articulación Campesina y Urbana de Concepción", donde hallaron mayor comprensión, tolerancia y un mejor y organizado trato en el proceso de sus pedidos reivindicatorios.
Los ayudan dos personas, que sí tienen casa, José Villalba y María Luisa Villalba, quienes hacen el acompañamiento para la obtención del terreno.
Primeramente, obtuvieron el permiso de la Municipalidad para asentarse en un predio, ubicado en el barrio Santo Domingo de Guzmán. A partir de ahí, iniciaron las reuniones y fijaron sus objetivos con los primeros trabajos tendientes a recaudar los fondos iniciales.
Luego recurrieron a Juan Ayala, propietario de un aserradero, quien les concedió a crédito y a precio de costo, todos los materiales -aunque de segunda calidad-, para la construcción de las primeras ocho viviendas, priorizando a las más necesitadas, que no tienen un lugar dónde albergarse.
Según Carmen Godoy, presidenta de la comisión sintechos de Concepción, ante la gran necesidad existente, se organizaron para ayudarse mutuamente y están logrando para sus viviendas, que aunque no sea de gran calidad, sirve para muchos de ellos, que ya podrán vivir bajo sus techos propios. "Nosotros hacemos milanesadas, polladas, y otras actividades, y las recaudaciones destinamos al pago de las maderas", indicó.

IMAGEN.

María Luisa Villalba, coordinadora del grupo, sostuvo que a los sintechos se les tiene en un concepto muy malo, pero que su grupo es diferente, ya que sus objetivos canalizan de otra manera. "Nos agrupamos y nos ayudamos, solo tenemos apoyo de algunos comerciantes para la realización de nuestras actividades y así vamos adelante", indicó.
Por su parte, José Villalba sostuvo que es un modelo de autogestión de un trabajo comunitario sin contar con la presencia del Estado hasta el momento.
Agregó que la Municipalidad de Concepción es la que cede el terreno y que lógicamente el Estado debe aportar lo suyo, ya que es obligación dotarles de los servicios básicos. "Nosotros ponemos lo nuestro y luego exigimos lo que corresponde al Estado, esta gente necesita, pero demuestra mucho espíritu de solidaridad y cooperación", indicó el poblador.

HABITADAS.

Tres de las ocho casas ya están habitadas por las familias, a pesar de que aún no ofrecen mayores comodidades, porque el mismo terreno todavía falta mejorar. No obstante, los nuevos asentados sostienen que ya están muy contentos, porque, por primera vez, están bajo un techo que pueden considerar suyos.
Estas familias siempre vivieron en alquileres o en casas de parientes. Tienen escaso ingreso económico por lo que se les hacía muy difícil sobrevivir.
Ahora, la organización está gestionando la obtención de algunas fuentes de trabajo para sus miembros y lograr la capacitación para todas las mujeres.