Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies y basado en la politica de cookies de Google Adsense. Puede leer a continuación el enlace
DEJE SUS OPINIONES AL FINAL DE CADA NOTICIA

LA NOTICIA DESTACADA

Con la fe puesta en Dios, vecinos realizan cadena de oración ante pandemia

Familias religiosas acuden al auxilio espiritual como una manera de combate al coronavirus. Es así todas las noches hay rezos en algunos bar...

22 ene. 2009

Campesinos pedirán retiro de policías y militares

HORQUETA. (ABC).
Dirigentes de la Organización Campesina del Norte (OCN) que integra la denominada Articulación Campesina y Urbana de Concepción preparan para hoy una movilización para solicitar el retiro de los policías y militares que realizan el operativo “Jeroviaha” en la zona de Tacuatí (San Pedro) y en Kurusu de Hierro de este distrito. En el citado operativo buscan a los miembros del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) que el pasado 31 de diciembre atacaron el destacamento militar de Tacuatí.

El acto de protesta se realizará con el cierre de la Ruta V “Gral. Bernardino Caballero” a la altura del cruce con la calle Mariscal López que es un nexo con la ruta que conduce a Tacuatí. Antes, sobre la misma arteria se llevará a cabo una caminata, luego de una concentración en la plaza Antequera y Castro, prevista para las 08:00 horas.

El presidente de la OCN, Asunción Duarte, señaló que los detenidos durante el operativo “fueron salvajemente torturados por los efectivos policiales y militares”.

Aclaró que están de acuerdo con que las fuerzas conjuntas actúen en la búsqueda de delincuentes en la zona, pero sin cometer violaciones a los derechos humanos, como los que habrían sufrido algunos dirigentes de la misma organización, que al ser detenidos fueron torturados. Recordó que las víctimas detenidas sin ninguna causa, fueron los miembros de la OCN Crispín Fernández, Néstor Ocampos y Américo Fernández, quienes luego de sufrir las consecuencias de los abusos fueron liberados. Dijo que Sebastián Martínez junto a sus hijos Héctor y Alcides, también fueron golpeados y remitidos a la penitenciaría regional de Concepción, donde continúan presos. Por otra parte, una fuente confidencial aclaró que los policías no torturan a los detenidos sino los militares son quienes se sobrepasan al taparles los ojos, amordazarlos y golpearlos, tal como denuncian los campesinos. Esta fuente indicó que los militares actúan de esta manera porque no conocen el Código Procesal Penal que manejan los agentes policiales.

No hay comentarios: